El Instituto Nacional Electoral decidió aplicar un fuerte castigo a la rebeldía del Partido Verde Ecologista por haber desoído la orden de difundir la propaganda en cines, por desacato le impone una multa de 67 millones 112 123 pesos. Originalmente la sanción era por 35 millones 720, 612 pesos, pero el Verde no atendió las reconvenciones atenido quizás a que el beneficio en posicionamiento superaba en mucho la multa impuesta, si esta se hace efectiva entonces se descontará al PVEM el 50% de lo que recibe mensualmente por financiamiento público, En este paquete las empresas Cinépolis y Cinemex, que proyectaron la propaganda fueron multadas con 7 millones 100 mil pesos. La multa que impone el INE al PVEM establece un importante precedente pues los partidos han desdeñado el riesgo de ser multados al optar por acciones que les reditúan un buen posicionamiento en la opinión ciudadana, sin importar que genera desigualdad en la participación partidista, bien por el INE.