Hace bien el gobernador Duarte de Ochoa en cancelar su anunciado viaje a Japón, adonde según el boletín informativo asistiría para participar en la Tercera Conferencia Mundial Sobre la Reducción de Riesgo de Desastres, organizada por la ONU. Está visto que ese costoso viaje no acercaría ningún beneficio a los veracruzanos y sí en cambio sangraría aún más las deterioradas arcas del erario. La prueba que para nada se requería su presencia en esa Conferencia es que manda con su representación a la Secretaria de Protección Civil, a la que bien le servirá conocer los avances de la materia en un país al que hay que mucho debemos aprender  sobre cómo reaccionan y se organizan frente a crueles embates de la naturaleza como erupciones volcánicas, sismos y tsunamis, sobre eso ¿qué podríamos enseñarles nosotros en materia de reconstrucción?