De acuerdo al Fiscal del estado, Luis Ángel Bravo, se están investigando a por lo menos 16 servidores públicos de la Fiscalía que no cumplieron con el protocolo en el seguimiento a las denuncias sobre personas desaparecidas. Aunque pareciera que la nota informativa es más para acentuar lo que en apariencia no se hacía, y a su vez para destacar lo que supuestamente ahora se hace, es a todas luces necesario limpiar de burócratas ineficientes e irresponsables esa área administrativa, que hasta ahora presenta un balance desfavorable respecto a denuncias que jamás conocen su fin y a averiguaciones mal integradas que permiten la libertad de los inculpados.