En Coatzacoalcos se expresa una realidad que bien puede ser la misma en los 212 municipios de la entidad pues el alcalde ha anunciado que el ayuntamiento no hará más obras en tanto no liquide el adeudo de 150 millones de pesos que tiene con empresarios del ramo de la construcción derivado del pendiente que heredó y las obras realizadas en el primer año de la administración. Tal es la realidad que impera en nuestro estado, ayuno de obra pública porque la deuda no lo permite.