Alejandro Soto Domínguez
10 de marzo de 2015
  • La administración del Lic. Fidel Herrera Beltrán (FHB), no es una excepción en la historia moderna de Veracruz, el actual desastre financiero, social y económico que padecemos los veracruzanos se fue gestando hace por lo menos hace 60 años.
  • En el periodo 1950 al 2000, del 19 lugar Veracruz pasó al número 29 en materia de bienestar. Querétaro que estaba en el 29, subió al número 10. La corrupción y el atraso en el desarrollo social y económico de los pueblos van de la mano.
  • Con FHB en el periodo 2008-2010, Veracruz se ubicó como el campeón nacional en el crecimiento en números absolutos de personas catalogadas como pobres, con un incremento de 600 mil.
  • De acuerdo con la ENVIPE 2010, la percepción de la corrupción la encabezan las autoridades estatales y municipales a cargo de la seguridad.

Toca el tema de analizar los logros y retrocesos de la administración del Lic. Fidel Herrera Beltrán (primero de diciembre de 2004 al 30 de noviembre de 2010). En primer lugar en necesario aclarar sobre el periodo de gobierno que hoy nos ocupa, no es una excepción en la historia moderna de Veracruz, el actual desastre financiero, social y económico que padecemos los veracruzanos se fue gestando hace por lo menos hace 60 años. Basta recordar el Informe sobre Desarrollo Humano México 2004, del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), donde nos muestra que el Estado es la única entidad federativa que ha perdido el mayor número de lugares de bienestar para sus habitantes en el periodo 1950 al 2000. Del 19 pasó al número 29, perdimos 10 puestos, siempre se han ubicado Guerrero, Oaxaca y Chiapas en los tres últimos escalones. El caso de Querétaro que estaba en el lugar 29, subió al lugar número 10. Por cierto la Auditoria Superior de la Federación (ASF) ubica a Querétaro en primer sitio en el Índice de Desempeño de la Gestión del Gasto Federalizado por Entidad Federativa, Cuenta Pública 2013. Veracruz está en el 30. La corrupción y el atraso en el desarrollo social y económico de los pueblos van de la mano.

Pero regresando al motivo que hoy nos ocupa, en el periodo del Lic. Fidel Herrera Beltrán (FHB), la economía del Estado creció a un ritmo no observado en el periodo del Lic. Chirinos y Miguel Alemán, la tasa promedio anual de crecimiento fue de 2.7 por ciento promedio anual, mayor que la nacional que fue de 1.6 por ciento. También el empleo formal, que se evalúa con el aumento del número de trabajadores afiliados al IMSS, fue aceptable (112 mil), comparado con la sequía en materia de laboral de sus dos antecesores, situación que comentamos ampliamente en las cuatro últimas entregas.

Con estos antecedentes, el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL), nos sorprendió con su informe de pobreza para el periodo 2008-2010, presenta a Veracruz como el campeón nacional en el crecimiento en números absolutos de personas catalogadas como pobres, con un incremento de 600 mil, pasamos de 3 millones 855 mil a 4 millones 455 mil. También un segundo lugar en el crecimiento de pobres extremos (con hambre) de 183 mil. De un millón 203 mil, saltamos a un millón 386 mil. Con esta última cifra alcanzamos el porcentaje de 18.1 por ciento, y nuevamente regresamos a lugar 29 en pobreza extrema. Solamente arriba de Oaxaca, Guerrero y Chiapas, los eternos coleros.

La situación antes descrita tiene una explicación multifactorial, sin embargo uno de los elementos que contribuyeron y siguen influyendo, es el tema de la inseguridad, afirmación que se sustenta con los resultados de Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (ENVIPE-INEGI) 2010-2011. Esta encuesta fue diseñada para medir el desempeño de las autoridades responsables de atender la percepción social de la seguridad pública, con pleno conocimiento del Gobierno Federal de las trampas de los gobernadores en las estadísticas sobre la delincuencia. Siempre rasuran el número de delitos de alto impacto social, tratan de ocultar una realidad que lastima a la sociedad.

Pues bien la ENVIPED revela que en el año 2010; la cifra negra de los delitos no denunciados de 93.2 por ciento, los ciudadanos veracruzanos consideran una pérdida de tiempo denunciar los delitos. En materia de percepción de corrupción la encabezan las autoridades estatales y municipales en el siguiente orden: Policía de Tránsito con 82.2 por ciento, Policía Preventiva Municipal 65.9 por ciento, Jueces 65.0 por ciento, Ministerio Público y Procuraduría 65.7 por ciento, Policía Ministerial o Judicial 63.2 por ciento y Policía Estatal 62.8 por ciento. Más del 50 por ciento de los veracruzanos cambiaron sus hábitos por la inseguridad, dejaron de salir en la noche. En palabras lisas y llanas, con FHB las instituciones de seguridad se convirtieron en parte del problema, no en la solución de la inseguridad pública, que de acuerdo con la encuesta de los expertos en economía del Banco de México, hoy es el principal obstáculo para el crecimiento económico. Veracruz reclama más seguridad, la economía lleva dos años consecutivos con crecimiento negativo.