Por José Luis Ortega Vidal
25 de marzo de 2015

(1)

Tras su salida del poder en el 2004, Miguel Alemán  Velasco heredó una deuda de 3 mil 500 millones de pesos en el estado de Veracruz.
En el Sur: el gobierno de Alemán había asfaltado el viejo camino que comunica a Soteapan con Acayucan, la misma ruta que en 1906 transitaron indígenas despojados de sus tierras por la familia del dictador Porfirio Díaz.
El 30 de septiembre de aquel año el pueblo popoluca fue encabezado por el liberal oaxaqueño Hilario C. Salas con el propósito de estallar una Revolución que daría inicio con la toma de la plaza acayuqueña, donde el ejército federal y vecinos conservadores les repelieron.
Aunque la versión difundida desde el alemanismo establece que Miguel Alemán González –abuelo del gobernador sin vocación de bombero- formó parte de las huestes de Hilario C. Salas en aquella histórica batalla, historiadores serios han demostrado que no fue así.
Un artículo del Doctor Alfredo Delgado Calderón en la revista DistritoSur editada por el autor de este artículo y el poeta acayuqueño Orlando Guillén, establece que Miguel Alemán González simpatizó y apoyó a Hilario C. Salas pero su incursión armada en la guerra civil mexicana fue posterior.
El propio Delgado Calderón comparte información obtenida en el Archivo General de la Nación donde se revela que Miguel Alemán González envió una carta a Francisco I. Madero cobrándole el dinero que invirtió en la lucha que lo llevaría a la Presidencia de la República, argumentándole al precursor del Plan de San Luis que su familia padecía hambre y le urgía recuperar lo aportado a las armas en el Sur de Veracruz.
Cosas de la vida, cosas de la historia: Miguel Alemán Velasco dejó endeudado a Veracruz al terminar su gobierno y una de las obras de su sexenio consistió en asfaltar la antigua vía de comunicación por la que transitaron auténticos revolucionarios entre los que el ex gobernador creyó –o cree- se encontró su abuelo.
Hoy sabemos que no fue así: el abuelo del gobernador que heredó una deuda de 3 mil 500 millones de pesos a Veracruz en realidad se sumó a la lucha armada luego de los sucesos de Acayucan y apenas hubo un nuevo Presidente de México le cobró el dinero invertido en el proceso que le llevó al poder.

(2)

Lo anterior viene a cuenta porque el Veracruz actual está endeudado con más de 40 mil millones de pesos producto de un sexenio previo y poco más de cuatro años del actual, sin que se pueda hacer alusión a historia revolucionaria alguna.
Por lo menos en el caso de la deuda alemanista existen vínculos –demagógicos y falsos pero vínculos al fin- con un proceso revolucionario que aún mantiene rezagos profundos en México y Veracruz, pero de la deuda de los más de 40 mil millones de pesos reconocidos oficialmente no queda claro en qué se han invertido ni se sabe a ciencia cierta en qué tiempo y cómo le haremos para pagarlos.

(3)

Hay muchos temas actuales y del futuro inmediato que se ligan al tema financiero estatal:

Las declaraciones un día sí y otro también del Senador José Yunes Zorrilla -Presidente de la Comisión de Hacienda en la Cámara Alta del Congreso- en el sentido de que su alejamiento del gobernador Duarte obedece específicamente a un manejo económico y financiero en la entidad con el que no está de acuerdo/las observaciones de la Auditoría Superior de la Federación sobre la cuenta pública veracruzana del 2013, en torno a la cual la ASF informará en agosto próximo si el gobierno veracruzano ha solventado los requerimientos hechos/ el arribo a la SEFIPLAN del sexto titular en menos de cinco años de gobierno/el decálogo de medidas de austeridad anunciado por Javier Duarte/el reconocimiento de Antonio Nemi Dib, ex Secretario de Salud desde marzo del 2013 hasta septiembre del 2014, en el sentido de que en la SS existe una mafia que ha provocado muertes de pacientes por corrupción en el manejo de recursos -que el propio político sea o no cómplice por acción u omisión de tales hechos es tema aparte; por lo pronto ha publicado una carta donde reconoce los hechos sumamente graves-/las elecciones del 2015 y las versiones recabadas por el reportero en dependencias estatales y federales donde se señala que están al borde del despido de cientos, miles de trabajadores a quienes se les retiene en este momento sólo por la cercanía de los comicios/el arribo –en el 2016- de un gobierno de dos años en torno al cual hay muchas más dudas que certezas. Algunas de las tales dudas son: ¿Con qué dinero operará dicho gobierno? ¿A cuánto ascenderá la deuda que le heredarán? ¿Cómo podrá operar con la tercera parte del tiempo de un gobierno normal, una deuda sin precedentes, un panorama financiero internacional y nacional que el Secretario de Hacienda Luis Videgaray ha vislumbrado tan difícil al grado de recomendar a todos los gobernadores estar preparados para recibir cada vez menos dinero de la Federación?

(4)

De acuerdo al doctor Alfredo Calderón el revolucionario Miguel Alemán González tuvo en el Presidente Francisco I. Madero la figura oportuna para cobrar la deuda que la Revolución Mexicana tenía con él y su familia.
¿A quién podremos recurrir los veracruzanos?
Y es que pa´ acabarla de amolar el chapulín colorado ya se nos adelantó en el camino sin retorno.