abcadd226db3037151-150105-aerea-14-d-440x293

MÉXICO, D.F. (apro).- Los ingresos petroleros en febrero pasado fueron apenas la mitad de los obtenidos en el mismo mes de 2014; en el primer bimestre de 2015 el déficit público se triplicó respecto del mismo periodo del año pasado; cayeron las participaciones federales a los estados, y se elevaron sustancialmente el monto total y el costo financiero de la deuda pública.

Todo ello se desprende del informe sobre las finanzas y la deuda públicas a febrero de 2015, que este lunes dio a conocer la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

En el detalle, el documento revela que, en términos agregados, los ingresos presupuestarios totales del sector público (petroleros y no petroleros) en el primer bimestre del año fueron menores en 1.9% real a los registrados en el mismo periodo de 2014.

Nominalmente, dichos ingresos pasaron de casi 648 mil millones de pesos en los dos primeros meses de 2014 a cerca de 655 mil millones en el mismo lapso de este año. Ya descontada la inflación, la reducción fue de -1.9% real.

Sin embargo, si se toman en cuenta los dos grandes componentes de los ingresos, petroleros y no petroleros, el informe de Hacienda da cuenta que en el primer bimestre los ingresos petroleros del sector público se desplomaron en -46.3%.

Y tan sólo en el mes de febrero la caída fue de -49.3% real, al pasar de 94 mil 652 millones de pesos en febrero del año pasado, a 49 mil 407 millones en febrero de este año. En el bimestre, los ingresos petroleros ascendieron a 106 mil 557 millones de pesos, contra los 192 mil 555 millones del mismo periodo del año pasado.

La Secretaría de Hacienda explicó que el desplome de los ingresos petroleros “se explica por el menor precio promedio de exportación de la mezcla mexicana de petróleo, de 46.5 dólares por barril, en los dos primeros meses de 2015, comparado con los 91.2 dólares por barril durante el mismo periodo de 2014”.

También, “por la menor producción de petróleo, en 8.3% respecto al año anterior, así como por el menor precio del gas natural, en 8.7% respecto a enero-febrero de 2014.”

Aunque, subraya, “estos efectos se compensaron parcialmente con la mayor producción de gas natural, en 16.1%, y la depreciación del tipo de cambio”.

En la otra gran fuente de los ingresos presupuestarios del sector público, los ingresos no petroleros –que concentraron entre enero y febrero el 83.7% de los ingresos totales, contra el 16.3% que significaron los petroleros–, la historia es otra.

Si los ingresos petroleros se desplomaron -46.3% en el primer bimestre, los no petroleros aumentaron en ese lapso en 16.8%. En particular, los ingresos tributarios se incrementaron en 20.1% real respecto de enero-febrero de 2014, al pasar de 335 mil 168 millones de pesos en el primer año a 414 mil 627 millones este año.

Sin embargo, dentro del conjunto de esos ingresos tributarios, el desempeño de cada impuesto fue muy distinto. El Impuesto sobre la Renta (ISR), que es la principal fuente de recaudación, aumentó 5.9%; el Impuesto al Valor Agregado (IVA), 5.5%; el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS)… 272.7%.

Este impuesto, que fue ampliado a un mayor número de productos y servicios en la reforma fiscal que entró en vigor en enero del año pasado, recaudó en enero-febrero de 2014 cerca de 17 mil 556 millones de pesos; un año después dicha recaudación fue de 67 mil 416.4 millones.

Aunque en número absolutos esta recaudación si bien creció exponencialmente, es –por la naturaleza y los objetivos del impuesto– muy menor a los 414 mil 627 millones de pesos que se recaudaron por ISR o los casi 202 mil millones de pesos que dejó el IVA en el primer bimestre de este año.

Dato relevante también del informe de finanzas públicas a febrero es el incremento fuerte en el déficit público. En enero-febrero de 2014, la diferencia negativa entre ingresos y gastos  –el déficit, pues– ascendió a casi 45 mil 728 millones de pesos; un año después, en el mismo periodo, fue de 150 mil 745 millones, casi 3.3 veces que el déficit de 2014 en esos dos meses.

Más preocupante es aún el tamaño que ha adquirido la deuda pública en este sexenio.

Según el informe de Hacienda, la deuda pública en su concepción más amplia, lo que se conoce como “saldo histórico de los requerimientos financieros del sector público” (shrfsp), ascendió a 7 billones 662 mil 266 millones de pesos.

Respecto de enero-febrero de 2014 el aumento fue de 215 mil 337 millones de pesos. Pero respecto del primer mes de la actual administración ha crecido en casi 1.8 billones de pesos.

En diciembre de 2012, la deuda pública total neta (o shrfsp) era de 5 billones 890 846.1 millones de pesos. A febrero de este año, según el informe de Hacienda, es ya de 7 billones 662 mil 266 millones de pesos.

“Nada más” 1 billón 771 mil 420 millones más en… 26 meses de gobierno de Peña Nieto.

VER ESTA INFORMACIÓN EN:

http://www.proceso.com.mx/?p=399861