moisés-sánchez.jpg

Después de 113 días del asesinato del periodista Moisés Sánchez en el municipio veracruzano de Medellín de Bravo, cinco presuntos autores materiales siguen todavía prófugos de la justicia.

Además, a casi un mes de que el 26 de marzo el Congreso aprobara quitarle la protección del fuero para que pudiera ser enjuiciado, la Fiscalía estatal aún no detiene al exalcalde panista Omar Cruz, presunto autor intelectual del homicidio de Moisés Sánchez, y para quiengiró una orden de aprehensión en su contra tras ser desaforado.

Cabe recordar que Omar Cruz pidió licencia al cargo el pasado 11 de febrero para defenderse de los señalamientos de la Fiscalía, que lo acusa de haber ordenado a un subalterno el asesinato del periodista, debido a las notas críticasque éste publicaba en el semanario La Unión. Desde ese día, su paradero es desconocido, incluso para su abogado.

“No sé dónde está (Omar Cruz), ni quiero saberlo”, contestó a pregunta expresa deAnimal Político el abogado Sergio Vaca Betancourt.

Cuestionado sobre la situación legal actual de su representado, Vaca Betancourt informó que ha interpuesto una queja ante el juzgado Décimo Sexto de Distrito en Xalapa para que admita a trámite un amparo legal que proteja al exedil del desafuero. Trámite que fue desechado previamente por el mismo juzgado el día 21 de abril, según reportó la prensa veracruzana.

Asimismo, Sergio Vaca adelantó que ya se encuentra redactando otro amparo contra la orden de aprehensión que pesa sobre Omar Cruz.

“Si se gana ese amparo, pues se le acabó el problema a Omar Cruz”, indicó el licenciado que, como hiciera en una entrevista el pasado 17 de marzo, recalcó que las acusaciones de la Fiscalía contra su representado están basadas únicamente en testimonios “de oídas”.

A falta de dar con el paradero de Omar Cruz para que rinda declaración, hasta el momento están detenidos Clemente Noé Rodríguez Martínez, exagente de la policía interestatal que confesó haber participado en el homicidio, los motopatrulleros de la policía municipal de Medellín, José Francisco García y Luigi Heriberto Bonilla; y Martín López Meneses, chofer y escolta de Omar Cruz.

Del resto de presuntos autores materiales, cinco expolicías a los que Noé Rodríguez identificó en la investigación ministerial 01/E/2015 como ‘El Harry’, ‘El Chelo’, ‘El Piolín’, ‘El Moi’, y ‘El Olmos (José Luis Olmos), ni la Fiscalía de Veracruz ni la Fuerza Civil han dado con su paradero, cuando el próximo día 2 de mayo se cumplirán cuatro meses de la desaparicióny posterior asesinato del periodista y activista social veracruzano.

Cámaras que no funcionan y llamadas que no se investigan

Ante la falta de resultados de las autoridades, Jorge Sánchez, hijo del comunicador asesinado, lamentó que en el caso de su padre “no hay una voluntad verdadera” de dar con los culpables y de resolver el caso.

“Revisando el expediente (de la investigación) nos hemos dado cuenta de que, en realidad, las autoridades de Veracruz nada más están simulando que hacen algo para que veamos que sí están trabajando. Pero a día de hoy, no hay nada sustancial en la investigación”, dijo en entrevista con Animal Político Sánchez que, como muestra de la inoperancia de las autoridades, explica que el próximo martes 28 de abril viajará a la ciudad de Xalapa para que, “más de un mes después”, la Fiscalía del estado le muestre el contenido de unos videos que él solicitó conocer.

“Son dos videos de baja calidad, porque al parecer los tomaron unos particulares con sus celulares. Hasta el momento, son los únicos videos que hay, porque los videos de la cámara de seguridad nunca los recuperaron. Nos dijeron que a los 20 días se regraban y se pierde la información”, señaló Sánchez en referencia a una cámara del C4 ubicada en un punto de acceso y salida principal que conecta Veracruz con Medellín que, según reveló la organización Artículo 19 el pasado 23 de enero, las autoridades tardaron hasta 11 días en identificarla.

Otras cámaras de las que aún no se conoce el contenido son las ubicadas en la zona próxima al lugar donde Noé Rodríguez aparcó su coche antes de ser aprehendido, en el centro del Puerto de Veracruz.

“También solicité que se buscaran los videos de la zona donde estaba aparcado el coche de Noé, así como los de las cámaras que están en el trayecto que éste tomó antes de que lo detuvieran”, expuso Sánchez, quien repitió varias veces que ese material es de “mucha importancia”, debido a que éste podría aportar nuevos datos para identificar a otros presuntos cómplices del asesinato de Moisés.

“Se supone que en el Puerto hay muchas cámaras de seguridad, y por eso me parece muy raro que aún no hayan pedido los videos para saber quiénes eran los cómplices que iban con Noé”, comentó el hijo del periodista.

Asimismo, Jorge Sánchez condenó que, tantos días después del asesinato, las autoridades no hayan investigado a fondo a Noé Rodríguez, ni a otros posibles cómplices que no están en la cárcel.

“Por ejemplo, Noé dice en su declaración que habla por teléfono con sus cómplices. Pero (en el expediente de la investigación) no se ve que haya ninguna petición para averiguar qué decían esas llamadas y a quién llamó, cosa que sería muy importante para hacer el rastreo de las demás personas involucradas”, planteó Sánchez, quien mantuvo que puede haber más implicados en el caso de su padre de los que dicen las autoridades.

“La Fiscalía dice que está buscando a cinco. Pero nosotros sabemos por testigos que participaronentre nueve y 12 personas en el asesinato de mi padre. Por eso creemos que no hay voluntad de llegar al fondo de este caso”, insistió Jorge Sánchez.