El grupo criminal pretendía atacar al Presidente Juan Orlando Hernández en un municipio ubicado en el Oeste de Honduras. Foto: EFE
El grupo criminal pretendía atacar al Presidente Juan Orlando Hernández en un municipio ubicado en el Oeste de Honduras. Foto: EFE

(SinEmbargo/EFE).- Funcionarios de seguridad del Gobierno hondureño informaron que dos mexicanos estuvieron involucrados en un plan frustrado para matar entre el 20 y el 21 de septiembre del año pasado a Juan Orlando Hernández, Presidente de ese país.

Los mexicanos Jesús Gumaro Estrada y Everaldo García Paiz eran parte de la operación de un grupo criminal conformado, además, por colombianos, guatemaltecos y locales. Pretendía abatir a tiros al Presidente en su residencia, ubicada en el oeste del país, en el municipio Gracias, departamento de Lempira.

El plan fue develado gracias a que el narcotraficante hondureño Juving Alexander Suazo Peralta, previamente detenido y extraditado a Estados Unidos, cooperó con las fuerzas de seguridad hondureñas y proveyó de información para dar con los implicados.

El canciller hondureño, Arturo Corrales, quien entonces era ministro de Seguridad, dijo que el plan de asesinar al Presidente también fue confirmado por Estados Unidos, cuyas autoridades notificaron a Tegucigalpa lo que estaba ocurriendo.

“Se sabe los montos que se estaban pagando, se sabe las personas que vinieron a Honduras de origen mexicano, se sabe dónde estuvieron operando, hay llamadas telefónicas, hay confesiones en las llamadas telefónicas”, enfatizó Corrales.

Agregó que el servicio de inteligencia del país logró desbaratar el plan, lo que no solamente implicó la captura de nacionales y extranjeros sino de armas de fuego. A los sujetos se les incautaron ametralladoras antiaéreas y fúsiles de asalto.

Los involucrados se encuentran detenidos en el Centro Preventivo del Escuadrón de Operaciones (Cobras). Por su parte, el Comisionado de Seguridad de Honduras, Leonel Sauceda, ha dicho que los extranjeros que tenían cuentas pendientes con la justicia en sus respectivos países serán enviados de vuelta.

Según el Gobierno hondureño los criminales estarían vinculados con un grupo de narcotráfico local, anteriormente liderado por los hermanos Miguel Arnulfo y Luis Alonso Valle Valle, detenidos en octubre del año pasado por las autoridades locales.

El canciller Corrales dijo que el plan contra el Presidente “no se resume solo a ellos”, los Valle Valle, porque la campaña contra Hernández viene desde que era titular del Parlamento hondureño.

Estos hechos no fueron revelados en su momento, según Sauceda, “para no desenfocar a los operadores de justicia y seguridad de la lucha contra el crimen organizado”.

El Gobierno de Honduras ha identificado siete grupos que se dedican al narcotráfico dentro de su jurisdicción, y gestiona en este momento el apoyo de la Casa Blanca para una iniciativa en materia de migración que proveerá al país con mil millones de dólares.

Corrales resaltó que según datos de Estados Unidos, se ha reducido el aterrizaje de avionetas cargadas de droga procedentes de América del Sur, de 460 en otros años, a catorce en 2014.

“Aterrizaban casi una y media diaria, y estos no son datos nuestros, nosotros no contábamos con la tecnología de dar información, nos la daba el Comando Sur”, que ha destacado esta disminución.

VER ESTA INFORMACIÓN EN:

http://www.sinembargo.mx/23-04-2015/1322584