La semana pasada el senador Héctor Yunes aseguró que dirigentes en el sector campesino roban recursos públicos y no ven sino el beneficio propio. Pronto obtuvo respuesta de por lo menos dos de esos dirigentes que menospreciaron el señalamiento, ahora el senador señala que no generalizó en su comentario, que se refirió sólo a quienes aprovechan la oportunidad de su posición para explotar al campesino. O sea, a quien le quede el saco que se lo ponga.