descarga (2)El programa de austeridad anunciado por la Cámara de Diputados sólo se hizo efectivo en la reducción de 50 por ciento del personal de honorarios, incluidos asistentes y asesores de los legisladores, pero no en los viajes al extranjero ni en el gasto de comisiones improductivas.

Sin embargo, con ese argumento, la contraloría de la Cámara ha insistido en que la comisión especial que investiga la triangulación de recursos a la campaña presidencial del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en 2012, mediante Banca Monex, sea cancelada, aun cuando todavía no presenta su informe final, no recibe fondos de la Cámara y de que hay un acuerdo entre el Partido de la Revolución Democrática (PRD) y eltricolor para mantener su vigencia.

Además, continúa la entrega de subvenciones mensuales, y los diputados y funcionarios piden dinero para rembolsos, viáticos, boletos de avión adicionales e incluso comidas, foros y equipos de cine.

En lo que va de este año, la lista de peticiones de recursos, que se revela de las actas de sesión de trabajo del Comité de Administración, es abundante.

El diputado Hugo Jarquín (PRD) solicitó 2 millones 425 mil pesos paracampaña de publicidad, materiales y acto conmemorativo de las ciudades patrimonio y el foro para conmemorar el Día Internacional de Monumentos y Sitios Históricos.

El comité negó los recursos. Además, la comisión que presidía, de ciudades patrimonio de la humanidad, fue declarada extinguida por inactiva.

Su compañera de bancada Aliete Bautista, presidenta de la Comisión de Fomento Cooperativo, pidió 1.2 millones para organizar el foro taller de la economía social y su intervención en la comunidad. Tampoco se aceptó.

Otra perredista, Gisela Mota Ocampo, requirió –antes de solicitar licencia para competir por la alcaldía de Temixco, Morelos– 1.2 millones para convocar a “foros, cursos, talleres, capacitaciones y la publicación con motivo de lo que denominó ‘2015, Año de la Ley Agraria’”.

En ese mismo tenor, Rafael Aréstegui Ruiz, director del Centro de Estudios de Opinión Pública, requirió un millón 888 mil pesos para ampliar el presupuesto de esa instancia, y el comité solicitó una evaluación para determinar si es posible entregar esos fondos.

Hay otros casos donde sí se ha proporcionado dinero para otras solicitudes.

Aun cuando ha disfrutado de la tarjeta Iave por casi tres años y de que su dieta es de 140 mil pesos al mes, el diputado Carlos Bernardo Guzmán Cervantes recibió una devolución de 812 pesos por problemas en casetas con ese dispositivo y que debió pagar en efectivo.

El presidente de la Comisión de Agua Potable, Kamel Athié (PRI), solicitó y obtuvo un rembolso de mil 206.66 pesos y 609.5 de hospedaje y alimentos por asistir a la inauguración, el 21 de enero, del acueducto El Realito, en San Luis Potosí.

Margarita Saldaña (PAN), presidenta de la Comisión de Cultura, obtuvo aprobación para comprar un equipo de proyección cinematográfico por 117 mil 322 pesos.

Sebastián de la Rosa (PRD), presidente del Comité de Estudios Sociales, argumentó que perdió las facturas de un viaje que hizo a La Habana, Cuba, en octubre de 2014, para pedir que se justificaran sus gastos.

La Cámara desembolsó 44 mil 687 pesos para una comida de recepción a 30 legisladores que asistieron a la reunión de la Comisión Mixta México-Unión Europea, y Teresa Mojica –hermana de la candidata del PRD al gobierno de Guerrero– solicitó en febrero un rembolso de 83 mil 250 pesos por el pago de una comida a los asistentes al Foro Nacional Afromexicano, pero fue desechado por extemporáneo. La reunión ocurrió en septiembre.

VER ESTA INFORMACIÓN EN:

http://www.jornada.unam.mx/2015/04/20/politica/003n1pol