“En El Universal, el periodista Salvador García Soto, escribe que: “cuando el joven Aurelio Nuño Mayer era aún más joven y cursaba la licenciatura en Ciencia Política y Administración Pública en la Universidad Iberoamericana, sus compañeros de clase solían molestarse con él porque era el ‘típico nerd’ que cuando la mayoría del grupo se organizaba para suspender las clases y tomarse unas horas libres, él solía siempre oponerse y ante los reproches de los demás estudiantes que querían irse de fiesta, Aurelio solía decirles en un tono totalmente solemne y casi profético: ‘Ustedes nunca van a llegar a ser nadie; y yo en cambio voy a ser presidente de la República’. La anécdota que narran compañeros suyos de la Ibero, viene a cuento ahora que oficiosos amigos del Jefe de la Oficina de la Presidencia han empezado a circular desde Los Pinos la posibilidad de que Aurelio Nuño Mayer sea visto como uno de los prospectos presidenciables de Enrique Peña Nieto en su complicada sucesión […]. Contra lo que dicen sus amigos, que Aurelio Nuño ‘es el político que más ha operado políticamente para el presidente’ y quien maneja la estrategia de gobierno —como si esa estrategia estuviera de veras dando resultados—, hay otras opiniones sobre el influyente Jefe de la Oficina presidencial. Varios políticos experimentados del PRI a los que se les ha pedido su opinión personal sobre Nuño, lo definen casi en los mismos términos: ‘Es un joven inteligente, preparado, tal vez hasta brillante. Tiene sin duda la confianza del presidente, tal vez demasiada. Pero lo que le falta es experiencia, oficio político. Eso no se adquiere en los libros ni en las aulas. Eso solo se gana con el tiempo y él no tiene mucho en la política’, comentó un priísta encumbrado a esta columna. Así que, a juzgar por lo que él mismo decía desde que era estudiante, no hay ninguna duda de que Aurelio Nuño quiere llegar a ser presidente. Pero tampoco hay duda de que para 2018 difícilmente podrá porque, como dirían coloquialmente, ‘está muy verde’”. (sin embargo.com).