Durante su reciente visita a Veracruz el presidente del Comité Ejecutivo Nacional del PRI, Camacho, hizo referencia a los senadores veracruzanos José Yunes Zorrilla y Héctor Yunes Zorrilla, así como al diputado Alejandro Montano Guzmán; de igual manera se refirió al ex gobernador Fidel Herrera Beltrán. Si bien se trataba de un acto meramente partidista, no dejó de causar extrañeza que omitiera referirse a la primera autoridad política de Veracruz, priista también, Javier Duarte de Ochoa, ¿esa omisión obedecerá a una nueva estrategia? Está por demás recordar que en política un gesto y hasta el silencio dicen más que mil palabras, y en materia de deslindes Camacho Quiroz cuidó de enfatizar “no meto las manos al fuego por nadie”.