No es dable atribuir ignorancia a quienes desde la Asociación de Constructores del Estado de Veracruz presentaron ante el Congreso y no en la Contraloría una denuncia por extorsión y desvío de recursos públicos contra el actual responsable de espacios educativos; si bien la instancia receptora de la imputación no es la indicada, “para atender la queja” de la Asociación de Constructores del estado de Veracruz A.C., como bien lo señala el profesor Juan Nicolás Callejas, de cualquier manera el documento presentado constituye una denuncia pública de ciudadanos veracruzanos contra un servidor público, y quienes representan al menos en teoría los intereses de la población debieran tomar cartas en el asunto y darle el seguimiento correspondiente, hacer caso omiso ubicaría a los representantes populares fuera del contexto social al que dicen servir.