bueno-torio-carta

Cuando pretendía salir del Aeropuerto Internacional Heriberto Jara en la ciudad de Veracruz, fue detenido y puesto a disposición del Juez Tercero de Primera Instancia del Distrito Judicial de Veracruz, Jorge Daniel Salas Hernández, director general de Aquapress, empresa involucrada en diversos agravios cometidos en contra del patrimonio de Petróleos Mexicanos durante la etapa en que Juan Bueno Torio fungió como Director General de Pemex Refinación, y le otorgó millonarios contratos.
 
Salas Hernández es reclamado por el Juez Tercero bajo una causa penal por fraude radicada bajo el número 357/2012. De acuerdo con versiones trascendidas, el detenido habría colaborado como prestanombres de Juan Bueno Torio a su paso por Pemex, y tendría una estrecha relación con el actual diputado federal panista.
 
Salas Hernández figura en diferentes expedientes como socio comercial del legislador; desde el año 2008 ha sido señalado de enriquecerse de manera ilícita a través del cobro de contratos irregulares e incumplidos con Pemex en el año 2003-2004, esto a través de la supuesta limpieza de derrames de crudo en la laguna de Pajaritos  y el oleoducto Nuevo Teapa-Salina Cruz, entre otros.
 
El detenido y probable responsable del delito de fraude por 13 millones de pesos mantiene vínculos estrechos con el legislador panista, de quien se dice, en 2004 benefició a su empresa Aquapress a través de millonarios contratos para generar obras civiles, de mantenimiento, remediaciones y diversos tratamientos de procesos de producción.
 
En el año 2010, una investigación de la Secretaría de la Función Pública (SFP) detectó un fraude por mil 64 millones de pesos en contra de PEMEX, efectuado a raíz de un derrame de crudo en Veracruz.
 
Ante dicha emergencia ambiental, el entonces Director de Pemex Refinación, Juan Bueno Torio, contrató a siete empresas para la reparación del ducto y limpieza de la zona en el río Coatzacoalcos, pero cuadriplicando los costos reales de la operación y cobrando cientos de millones de pesos por trabajos no realizados, e insumos no utilizados.
 
Cabe señalar que la Procuraduría General de la República (PGR), así como la SFP investigan a más de 30 empresas contratistas de Pemex Refinación, la mayoría de ellas radicadas en Veracruz, mismas entre las que destaca Aquapress SA de CV, empresa que se constituyó e ingresó como contratista de Pemex Refinación en el año 2003, año en el que Juan Bueno Torio estuvo al frente de Pemex Refinación, designado por el ex presidente de la República, Vicente Fox Quesada.