Más de 60 ciudades alrededor del mundo organizan eventos para honrar al Malbec.
Más de 60 ciudades alrededor del mundo organizan eventos para honrar al Malbec.

El Día Mundial del Malbec se celebra el 17 de abril para conmemorar la fecha en que el presidente argentino Domingo Faustino Sarmiento hizo explícita su misión de transformar la industria del vino del país. Ese día, en 1853, le encomendó a Michel Aimé Pouget, un francés experto en suelos, la tarea de traer nuevos varietales. Entre su selección se encontraba el Malbec. Pouget continuó experimentando con la adaptación de los varietales franceses a los terroirs diversos de Argentina, registró AIM.

Una década después, Francia atravesó una profunda crisis: una plaga de Filoxera afectó toda la región del Ródano. Mientras tanto, el Malbec floreció en la Argentina creando vinos altamente superiores a aquellos de su país de origen.2 Décadas después, en 1956, Francia enfrentó otro obstáculo: una helada exterminó la mayoría de los viñedos de Malbec.

Durante los años siguientes, específicamente durante la década de los 90, Argentina posicionó al Malbec como su varietal estrella. Se plantaron más de 10000 hectáreas y se convirtió en el líder indiscutido de las exportaciones del país.2 Amantes del vino alrededor del mundo, especialmente en Estados Unidos, descubrieron y elogiaron al Malbec argentino.

MALBEC-300x167

En el 2011, Wines of Argentina, la entidad responsable de comunicar la marca argentina de vino alrededor del mundo, estableció el 17 de abril como día Mundial del Malbec. Lis Clément, Gerente de Marketing y Comunicación en ese entonces, fundó esa fecha especial porque estaba convencida que esta celebración ayudaría a posicionar el Malbec como una de las joyas del vino argentino. De excelente calidad, sorprendente y diverso, el Malbec argentino lideraría el camino para posicionar a Argentina como uno de los epicentros enológicos del mundo.

Desarrollo

Actualmente, más de 60 ciudades alrededor del mundo (coordinadas por el Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto) organizan eventos para honrar al Malbec, la comida y el estilo de vida argentinos. Cada año se crea un tema relacionado al Malbec y a la cultura argentina. Este marco permite que cada celebración sea creativa y se adapte a la idiosincrasia del país. El Malbec fue plantado inicialmente en Francia, logró su punto más alto de desarrollo en Argentina y actualmente viaja por el mundo para darse a conocer como uno de los jugadores principales de la industria vitivinícola internacional.

Más datos

Pasan los años, se suman nuevas variedades al mercado, pero el vino malbec -cepa emblemática de la vitivicultura argentina- sigue siendo el más elegido entre los consumidores argentinos. Hoy, el 30 por ciento de las botellas consumidas en el país son de esa cepa.

Diego Basso y Alejandro González, de Küyen una Boutique de Vinos de Buenos Aires, consideraron que para disfrutar de un buen vino malbec es importante tener en cuenta:

– El momento en que se decide beberlo y en qué contexto ya que el mismo vino puede gustar más en ciertas circunstancia que en otras porque todo dependerá del estado de ánimo de quien lo consuma.

– Otro punto importante es la temperatura de servicio: un vino malbec (como en otras cepas tintas) debe beberse entre los 16 y 18 grados centígrados cuando son vinos jóvenes, y entre los 18 y 20°C cuando es de reserva o guarda. De esta manera, se podrán destacar sus aromas (ciruela, guindas, café, chocolate, cuero, tabaco, vainilla, pimienta, uvas pasas, entre otros) y sabores (cálidos, suaves, con taninos dulces muy agradables).

– Para un malbec de guarda es interesante utilizar un decantador o por lo menos abrirlo una hora antes de beberlo.

– Un vino malbec es ideal para acompañar carnes rojas, carnes a la parrilla, pastas y quesos duros.

Para esta fecha, numerosos comercios -como vinotecas, supermercados, bodegas, enotecas- ofrecen distintas promociones para esos consumidores que quieran levantar su copa y brindar por el malbec, en su día.

Basso y González les proponen a los lectores de este portal los 12 mejores vinos, considerando la relación precio – calidad.

De entre 70 y 100 pesos

Desierto 25, Bodega del Desierto (La Pampa)

Las Perdices, Bodega Las Perdices (Mendoza)

Diamandina, Bodega Diamandes (Mendoza)

De 100 a 150 pesos

Calamaco Reserva, Bodega Calamaco (Mendoza)

Finca Domingo, Bodega Domingo Molina (Salta)

Mantra, Bodega Secreto Patagónico (Neuquén)

La Flor, Bodega Pulenta Estate (Mendoza)

Primogénito, Bodega Patritti (Neuquén)

Domiciano Reserva, Bodega Domiciano de Barrancas (Mendoza)

Nicasia Red Blend, Bodega Catena Zapata (Mendoza)

De 150 a 200 pesos

Carina E Finca Deneza, Bodega CarinaE (Mendoza)

Hoy, el Malbec es la cepa más cultivada de la Argentina, con casi 40.000 hectáreas cultivadas en el país, que representan el 45 por ciento de las exportaciones de vinos a los Estados Unidos, Canadá, Reino Unido y Brasil.

Mendoza lidera el segmento con la elaboración de 9 de cada 10 botellas de Malbec disponibles en el mercado. Representa el 86 por ciento del total nacional de la cepa y sus regiones fueron las que presentaron el mayor crecimiento.

¿Quiénes consumen esta cepa? Si bien el Malbec se consolidó en el mercado mundial como un vino con aromas de frutos rojos dominantes y de fácil beber, sin dejar de estar a la altura de los vinos más sofisticados a nivel mundial, hoy vuelve a cambiar, en línea con los procesos de investigación asociados al mismo.

Esto se debe a que los enólogos, ya más alejados de los vinos concentrados y de estructura masticable, comienzan a lograr tintos frescos de marcadas expresiones frutales y más fáciles aún de beber.

Las claves de este cambio están asociadas a una mejor comprensión del terroir y una enología menos invasiva, mejorando el trabajo en el viñedo. Esto se traduce en optimización y mejoras tanto en la poda, como el riego y tiempo de cosecha, lo que permite un vino cada vez más nítido en la copa.

También es necesario tener en cuenta otros cambios. Como una menor intervención del roble o maceraciones menos prolongadas que, para muchos, se denomina una “vuelta al origen”.

Negocio millonario

En la actualidad, el malbec representa el 50 por ciento de las exportaciones de vino argentino, que en 2011 generaron 1.000 millones de dólares para el país.

También es la variedad más bebida por los locales, que consumen el 72 por ciento de la producción total de vinos del país.

Según el diario estadounidense The Wall Street Journal, en el mundo el malbec es considerado un “sinónimo de vino argentino”.

Hoy se celebra en todo el mundo la cepa insignia de la industria vitivinícola argentina. Mitos y verdades sobre su origen y su crecimiento en el país.

El país tiene 31.000 hectáreas dedicadas a cultivar esta variedad, más que cualquier otra nación.

Pero ¿por qué tuvo tanto éxito esta cepa francesa en suelo argentino?

Aunque parezca ilógico, la ventaja principal que tiene Argentina es la baja fertilidad y la sequedad de sus suelos, en particular en Mendoza, una zona árida al pie de los Andes.

“El malbec crece mejor en zonas desérticas, su principal enemigo es el agua”, explicó Arizu.

Según Tollerman un segundo factor que beneficia enormemente a Argentina es la gran amplitud térmica: en la región de la cordillera en un sólo día la temperatura puede variar unos 20ºC.

“Eso es muy importante para madurar la uva”, señaló el sommelier.

“La dispersión térmica explica por qué el malbec argentino es de mucha mejor calidad que las variedades que se producen en otras partes del mundo”, agregó.

Como ejemplo citó el caso de Chile -el principal productor sudamericano de vinos- que por su cercanía al mar tiene menos amplitud térmica.

Hoy se celebra en todo el mundo la cepa insignia de la industria vitivinícola argentina. Mitos y verdades sobre su origen y su crecimiento en el país.

Alberto Arizu, presidente de Luigi Bosca Potencial

Según los productores argentinos del malbec este tipo de vino tiene un enorme potencial de crecimiento, ya que en la actualidad es mucho menos conocido que otras variedades como el cabernet sauvignon o el merlot.