El coordinador de los diputados del PAN, Ricardo Anaya, hizo referencia ayer a la ley de disciplina financiera que obliga a los gobiernos locales a hacer público el monto y las condiciones de la deuda contratada con la Federación. Con la vigencia de la nueva ley de transparencia y disciplina financiera “Se pondrá fin al abuso y al desorden en la contratación de deuda pública por parte de gobernadores y alcaldes…” dijo el diputado panista. Destaca el diputado que la deuda en los estados y municipios- asciende a 510 mil millones de pesos- ha crecido más de 150 por ciento. Con el nuevo ordenamiento legal se establecen nuevos criterios y permite mayor transparencia; además, los gobernadores y los alcaldes están obligados “a hacer públicos los montos de endeudamiento, las tasas de interés y los plazos establecidos para cubrir la totalidad de los pagos”. En su comunicado, el legislador panista señaló a Coahuila, Chihuahua, Quintana Roo, Nuevo León y Veracruz entre las entidades que más deben a cambio de empeñar las participaciones federales. No por nada estamos como estamos.