Tal vez no le falte razón al dirigente nacional del Partido de la Revolución Democrática, el senador Carlos Navarrete, cuando asevera que después del 7 de junio se podrá hablar del futuro de la izquierda en México, cuando se defina “quién es el hermano mayor”, al referirse a MORENA en términos de los resultados electorales. Pero quizá está partiendo de una premisa errónea al suponer que podrán negociar con López Obrador el asunto de la candidatura presidencial de 2018 pues MORENA irá con López Obrador y Navarrete ya destapó a Mancera, pero al final todo queda en especulación porque falta mucho tiempo y todavía pasará mucha agua bajo el puente.