Hay-Festivan-CartelCiudad de México, 20 de abril (SinEmbargo).– El Gobierno Británico desestimó advertencias sobre las graves violaciones a la libertad de expresión en Veracruz –donde han asesinado 15 periodistas– y mantuvo su apoyo al festival literario Hay Festival debido a que tiene interés en futuros contratos para la renovación del puerto, necesarios en el contexto de la Reforma Energética.

Así lo explica Patrick Timmons, investigador, académico, ex oficial de Política de Derechos Humanos, Migración y Seguridad de la Embajada Británica en México y quien, desde 2012, reportó a la sede diplomática la represión contra periodistas que se vive en aquella entidad mexicana y cuya más grave expresión son los homicidios y las desapariciones.

Pero las observaciones de su reporte, dice en entrevista con SinEmbargo, no fueron tomadas en cuenta por la Sección Política de la Embajada, representación gubernamental en la cual, agregó, había un contexto en el que se sobreentendía que una de las prioridades era conseguir los contratos que generaría la Reforma Energética en el puerto de Veracruz.

SinEmbargo solicitó información a la Embajada de Reino Unido en México sobre los cuestionamientos de Timmons; pero la petición no ha sido respondida.

“Ese era el contexto: sabíamos que Veracruz necesitaba renovación, aunque aún no hay convocatoria, y para ellos [el Gobierno británico], la valoración en cuanto a la Reforma Energética de México es que abre un mercado de casi 3 billones de libras esterlinas (unos 68 mil millones de pesos), y ellos están buscando una parte de ese pay”, explica Timmons.

“Entonces, obviamente, si alguien busca contratos en un estado como Veracruz, lo último que dirá es que ‘no estamos interesados en sus proyectos porque sus récords en derechos humanos son espantosos’. Para mí, obviamente hubo un conflicto. Ellos (Reino Unido) dirán que siempre busca hacer negocios y respeto a los derechos humanos, pero no es así: son negocios antes que los derechos humanos”, agrega.

Timmons, experto en Leyes y Derechos Humanos por la Universidad de Essex y que hoy radica en El Paso, Texas, expuso la existencia de intereses económicos alrededor del Hay Festival desde marzo pasado, semanas después de que, ante la presión de cientos de firmantes, la organización de este evento anunciara su retiro de Xalapa, en Veracruz.

“Los intereses diplomáticos y económicos del Gobierno Británico que rodean el festival Hay en Xalapa ayudan a explicar por qué le tomó tanto tiempo a la directiva del evento reaccionar ante las preocupaciones por la violencia en Veracruz”, escribió Timmons para el sitio de la organización Congreso Norteamericano Sobre América Latina (NACLA, sus siglas en inglés).

“Debido a que Veracruz es uno de los estados mexicanos más ricos en petróleo, es también un punto estratégico para compañías británicas. Las reformas energéticas del Presidente Enrique Peña Nieto han hecho que dichas empresas vean al estado como una pieza clave para asegurar contratos que anteriormente se encontraban fuera de su alcance. El puerto de Veracruz requiere de una renovación y una expansión estructural desde hace años, y el Departamento de Comercio e Inversiones del Reino Unido (UKTI, sus siglas en inglés) ha tratado por años de asegurar ventajas competitivas para las empresas británicas”, agregó el artículo, titulado “Pompa británica y circunstancias mexicanas. Arte, política y violencia chocan con el asesinato de periodistas en Veracruz”.

El Hay Festival es un evento literario que inició hace más de 25 años en Gales, Reino Unido, que a la fecha se realiza en otras ciudades del mundo como Beirut, Dakar y Cartagena y que, desde 2011 y hasta octubre pasado, se realizó en la capital veracruzana, Xalapa.

Este encuentro de escritores, sin embargo, se registró mientras la entidad sede se convertía en la más peligrosa de México para ejercer el derecho a la libertad de expresión, registrando una cifra de 15 homicidios desde 2010, año en el que asumió el Gobernador priista Javier Duarte de Ochoa.

En febrero pasado, luego del homicidio del periodista veracruzano Moisés Sánchez, un grupo de comunicadores y activistas recabó cientos de firmas dentro y fuera de México para solicitar a la directiva de Hay Festival retirar la sede de Xalapa debido a que mantenerla, consideraron, enviaba un mensaje de respaldo al Gobierno en cuya administración se registraban los asesinatos de periodistas.

“Los objetivos del Hay Festival, lamentablemente, sólo han servido a una campaña del Gobierno estatal que aparenta la prevalencia de un clima de libertad intelectual y crecimiento cultural. El gobierno de Duarte ha demostrado ser –sin exageraciones– el peor enemigo de la libertad de expresión, del derecho a la información y del pensamiento crítico en México”, se indicó en la carta de solicitud, firmada por 300 personas dedicadas a la cultura, el periodismo y la defensa de los derechos humanos, así como por las organizaciones Freedom House, Artículo 19, Global Journalist Security, el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ) y otras.

Días después, la directiva del evento anunció que, en atención al “sentir de buena parte de la comunidad intelectual”, se retirarían de la ciudad veracruzana y, en su lugar, difundirían una serie de eventos a través de Internet.

Fue en este contexto que, en un artículo de opinión, Timmons expuso los intereses económicos que rodean la organización del festival y agregó que, pese a que se dice independiente, en realidad cuenta con patrocinio del Gobierno británico.

“Se rehúsa a reconocer que se llevaron a cabo juntas con Duarte, o a dar a conocer alguna información detrás de la relación entre la Embajada y el festival Hay Xalapa; relación que ha sido catalogada como ‘independiente’ por la Embajada y el Consejo Británico, sin importar el hecho de que el Consejo sigue siendo un patrocinador internacional del festival”, publicó Timmons.

En la entrevista con SinEmbargo, agregó que conoció la situación de los periodistas de Veracruz desde 2011, a partir del homicidio de Yolanda Ordaz, reportera de información policiaca del periódico Notiver cuyo cadáver fue encontrado decapitado en Boca del Río; y de Miguel Angel López Velazco, subdirector del mismo medio, asesinado en su casa junto con su esposa e hijo, también fotógrafo.

“A fines de 2011 empezamos a tener mucho mas interés en Veracruz, porque se estaba tratando de invitar a un barco de la Armada Británica para visitar a México; entonces, en noviembre de 2011 recibimos el aviso de que este barco llegaría a Veracruz, y esto nos dio la posibilidad de cerciorarnos, acercarnos con toda la infraestructura burocrática, hablar con el Gobierno de Duarte, hacer relaciones con la Secretaría de la Marina, y fui varias veces para hacer investigación de seguridad”, dijo.

“El propósito era informar sobre la situación de derechos humanos para Londres, pero nunca vimos nada, ni de parte de Londres ni de la Embajada, diciendo algo fuerte contra lo que ocurría en Veracruz”, agregó.

En la conversación con este medio, Timmons dijo que el poder de los intereses económicos para los gobiernos extranjeros es tal que termina blindando al gobierno mexicano ante posibles críticas o sanciones por los problemas de derechos humanos que hay en el país.

“Todo es contratos, contratos y contratos”, dijo, para luego recordar la cercanía de los comicios en Inglaterra y el interés del Partido Conservador por mantener el respaldo de los capitalistas, éstos a su vez interesados en ganar contratos en México.

“¿Alguien recuerda que en mayo hay comicios en Inglaterra? Entonces, la visita de Peña Nieto y todo lo que hicieron allá en Buckingham, con sus reuniones, es una forma de manifestar la postura procontratista, proempresarial”, expresó.

“Y de entre todos los Gobiernos de América Latina eligieron al de México, porque es estratégico para los británicos y para el Gobierno, para conseguir contratos, porque su base de empresarios puede hacer la diferencia en los comicios”, agregó.

VER ESTA INFORMACIÓN EN:

http://www.sinembargo.mx/20-04-2015/1316208