El milagro tiene dueños: En El Universal, el político Porfirio Muñoz Ledo, escribe que: “el premio Nobel de economía, Paul Krugman, acaba de ofrecernos un ejemplo de análisis retrospectivo. En la Convención Nacional de Industriales probó el fracaso de las estrategias implantadas en México durante los últimos tres decenios: […]. ‘Sólo Dios sabe qué pasó en este país, uno de los más reformados del mundo’ […].Hay quien afirma que el milagro mexicano ya existe, sólo que tiene dueños y son pocos: Las 37 familias más acaudaladas de México con una riqueza de 180 mil millones de dólares, los ostentosos beneficiarios del narcotráfico y del crimen organizado, así como la alta burocracia. Está también presente, en su contraparte: los que no ganan lo suficiente para sostener a sus familias y los que son víctimas de vejaciones, homicidios y miseria. Esto es, los que viven de milagro”.