Por Virginia Durán Campollo
17 de abril de 2015

Ante el repudio generalizado por los partidos políticos nacionales, las campañas para la próxima elección son de risa. Teatro y maroma, realizan hombres y mujeres en la lucha por el poder.  El circo con bailes, cantos, chistes, lucha libre y  corridos tipo narco en dónde ensalzan sus supuestas virtudes.  Están ausentes de talento. No hay compromiso, propuestas, liderazgo. Son realmente patéticos.  Entes manipuladores, que quieren inducirnos. No lo logran, porque carecen  del  principio elemental: la inteligencia. Sus partidos, todos sin excepción, los han impuesto.  Que lleguen y lleven benefactores a su institución.  Diputados  comparsa  del  partido en el poder. Al igual que senadores, secretarios de estado, gobernadores, presidentes municipales y demás. ***  Destapan la cloaca. Los espectadores, rebasando el asombro, observan incrédulos. Acusaciones mutuas de  extracciones, corrupción, abuso de poder, vicios, degeneraciones, lazos con el narcotráfico, asesinatos, perversiones. Entre los candidatos hay verdaderos mafiosos, traficantes, corruptos, ineptos, carentes de formación académica, drogadictos y hasta quienes cargan con demandas judiciales. ¡Qué bonita familia! Lastres que con ambición desmedida buscan el poder, para hacer fortuna o engrandecer la adquirida. Es desesperante la falta de verdaderos líderes, que propongan cosas tangibles. Quienes estén con los pies bien firmes y hablen de las verdaderas necesidades de la nación. *** Es responsabilidad absoluta de los mexicanos, lo que nos depararía el destino si no ponemos orden al respecto. Serían traidores a la Patria, quienes no razonen el voto. Aquellos que se vendan por cualquier prebenda, cuando el país está a la deriva. Los que hagan pactos soterrados, para que lleguen quienes dañan la vida de los pobladores. No razonan que estamos en un punto muy delicado, pues México es un estado fallido. La popularidad de Peña y su familia, esta por los suelos. Toda la clase gobernante,  pocos  se salvan, es de asco. Maleantes, empezando por las mujeres del presidente, que gastan a manos llenas, el erario público de un México empobrecido. Mientras la mayoría padece  conflictos existenciales, por falta de trabajo, seguridad, salud y alimentos los representantes de los partidos políticos nacionales festinan como arlequines. Bufones de tercera, sin pudor alguno, desfilan por la pasarela política con más pena que gloria. *** ¿Ya realizaron los candidatos priistas a diputados en Veracruz, sus declaraciones patrimoniales? Hay expectación al respecto por saber cómo, en pocos años,  la mayoría hizo grandes fortunas como funcionarios públicos.  *** “El 50 % de los peores policías está en siete estados. Veracruz, Baja California Sur, Morelos, San Luis Potosí, Durango, Guerrero y Michoacán encabezan la “lista negra” de mandos que reprobaron los exámenes de control y confianza aplicados por el gobierno federal”, informa el periódico El Universal. ***  No extraña a los veracruzanos, que padecen inseguridad en todas sus modalidades. La complicidad con la delincuencia es manifiesta. Un secretario de Seguridad, Rambo -Bermúdez, que fue rescatado como encargado del  almacén de SEFIPLAN. Sin conocimiento alguno académico al respecto- sólo tirador aficionado- Arturo el Millonario, es el más opaco funcionario del Duartismo. Aunque le cuelguen supuestos méritos, trayectoria y doctorados los resultados están a la vista. Sería el primero no apto para mantenerse en el cargo. Por lo único que se distingue, es por traer una caravana de seguridad personal más nutrida que el propio gobernante y tener una gran fortuna.*** Otro que estaría en la lista, es el reciente nombrado Antonio Nemi Dib, el chapulín, nombrado recientemente en seguridad pública, sin mayor mérito que sacarlo del ostracismo. Cuando lo mandaron a la Secretaria de Salud, se puso a estudiar medicina. Ahora podrían hacer el remedo de la película Los Indestructibles, llamando a Gina Domínguez su jefa política.*** Acudimos a la Comisión Estatal para la Atención y Protección de los Periodistas, para denunciar el daño económico y moral, que el candidato a diputado federal Alberto Silva infringió a la Revista Semblanza. En ocho años de ser proveedora de servicios al gobierno del estado, a través de convenios publicitarios, facturábamos a la institución.  El ex encargado de prensa, al parecer de manera dolosa, se negó a dar un convenio escrito y lo hizo de forma verbal dejando de pagar casi un año de servicios.  Está en manos de la licenciada Benita González Morales y la doctora Estrella Jiménez Mayo, integrantes de la institución, la orientación al respecto.  *** Hoy Círculo Rojo del Periodismo Veracruzano, tiene como invitado al senador José Yunes Zorrilla. En punto de las 7:00pm. Claudia Guerrero, Armando Ortiz y una servidora les esperamos a través de eldemocrata.com y periodicoveraz.com. *** Y para las agruras del mole…usted sabrá qué tomar. Hasta la próxima.