“En Milenio, el politólogo Federico Berrueto, escribe que: “el Partido Revolucionario Institucional (PRI), por su propia condición es el partido que más tiene que perder. Además, las elecciones no acontecen en un buen momento del país y del gobierno nacional […]. Diez partidos son muchos, pero insuficientes para dar cauce a expresiones de la sociedad que merecen representación como es el agrarismo, ecologismo, indigenismo o feminismo […]. El fastidio por el exceso de promocionales en radio y tv se hará presente. También el ruido y controversias propios de las campañas. Al menos los ciudadanos habrán de agradecer que el proselitismo formal y mediático se hayan acortado. Poco más de ocho semanas de campañas y de inocuas especulaciones”. (sin embargo.com)