1 Tribunal 2

Sociedad 3.0

Hubo paro este jueves en el Tribunal Superior de Justicia, organizado por el Sindicato Democrático de Empleados del Poder Judicial de Veracruz, que encabeza Omar Mora del Moral, el cual demanda el otorgamiento de comisiones sindicales,  respeto total a las condiciones generales de trabajo y que cese la discriminación por parte del presidente del Tribunal,  Alberto Sosa Hernández.

También demandan respeto a los empleados del Poder Judicial que tienen 40 años de servicio porque son cambiados de adscripción de manera injustificada,  y el pago de la deuda por 132 millones de pesos que tiene el Poder Judicial con el Instituto de Pensiones del Estado por concepto de cuotas patronales, que son descontadas, pero no enteradas al IPE, y como consecuencia, impiden que los empleados judiciales tengan acceso a préstamos del Instituto.

De manera relevante, se menciona por fuentes enteradas que, al no pagarle el poder judicial al IPE, muchas personas que se quieren pensionar no lo pueden hacer hasta que estén cubiertas dichas aportaciones.

También hay retención de los pagos de logros sindicales (bonos), como ya se dijo, los cambios de adscripción sin razón aparente, entre otras anomalías.

Por su parte, el Tribunal ha descalificado a Omar Mora del Moral y asegura que pretende lograr canonjías personales, porque su sindicato no tiene la titularidad del contrato colectivo de trabajo, sino que la tiene el Sindicato de Trabajadores al Servicio del Poder Judicial de Veracruz que encabeza María Aracely Mestizo Romero.

Durante la suspensión de actividades, los demás trabajadores del Poder Judicial que no pertenecen al sindicato de Omar Mora se fueron a refugiar al restaurante Vips, donde les pasaron lista y les convidaron café, pan y refrescos.

Por su parte, elementos de Seguridad Pública montados en patrullas, se apostaron en las inmediaciones de las instalaciones del Poder Judicial.