El Partido de la Revolución Democrática entrará en pleno declive si no alcanza a triunfar sobre la candidatura panista de Xóchitl Gálvez en la Delegación Hidalgo y la de Ricardo Monreal por MORENA en la Delegación Cuauhtémoc; ambos políticos polarizarán la atención en caso de resultar vencedores el 7 de junio próximo. El muy bajo perfil del gobernante “perredista” Miguel Ángel Mancera no aporta una figura emblemática al interior del PRD y con sus tribus separadas entre sí difícilmente podrán competir con la fuerza de antaño. Sin duda, la convocatoria de López Obrador arrimará muchos votos a su partido y quizá hasta alguna Delegación, como la de Montreal.