Muy equivocado estará quien deduzca que el defenestrado ex dirigente del PRI en el DF, Cuauhtémoc Gutiérrez, se encuentra en la lona al interior de ese partido después de aquella investigación periodística que publicara Carmen Aristegui develando una supuesta red de prostitución con dinero público de lo que resultó jurídicamente no culpable. Pero de que es fuerte el peso electoral de este personaje en el Distrito Federal lo demuestran las tres primeras posiciones en la lista de candidatos plurinominales priistas en la capital, para gente identificada con Gutiérrez, una de ellas, su hermana, que va como suplente con obvias intenciones de que la titular renuncie. Ya como de ñapa, pero envía mensaje de su fortaleza, en la posición 10 anotan a la madre del dirigente “caído”, Guillermina de la Torre.