Representantes de la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos

COMUNICA NETWORKS

La Fiscalía General del Estado investiga 23 denuncias por tortura sexual, sin embargo, Jesús Peña Palacios, representante de la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH), considera que existe una cifra “negra” superior a la oficial de casos que no son reportados.

Sostiene que la mayoría de estas acusaciones son minimizadas y se mantienen archivadas en prácticamente todos los estados del país, donde se involucra a corporaciones policiacas, miembros del Ejército Mexicano y de la Secretaría de Marina Armada de México.

Durante el foro “Realidades que también viven las veracruzanas” celebrado en esta ciudad, el representante adjunto en México OACNUDH, Jesús Peña, lamentó que en el sistema judicial mexicano no se dé seguimiento a las denuncias de tortura que mantiene a muchas mujeres condenadas por delitos que no cometieron pero fueron forzadas a autoinculparse.

“Yo rescataría cuando el relator (de la ONU) habla de una situación en todo el país, de una serie de autoridades y de casos que involucran a los tres niveles, que involucran tanto a autoridades policiales, militares; entonces, digamos que se hace un llamado a todos los estados más allá del registro que también es incompleto…”, puntualizó Peña Palacios.

En cuanto a los casos de tortura denunciados en Veracruz, el representante de la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, aseguró que existe una discrepancia entre las cifras que maneja la Fiscalía General del Estado con las quejas presentadas ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos y los dictámenes médicos que se emitieron por casos de tortura sexual en contra de mujeres.

A su vez, Stephanie Brewer, representante del Centro de Derechos Humanos “Miguel Agustín Pro”, también manifestó su desconfianza por las cifras que manejan las autoridades veracruzanas respecto a investigaciones por tortura, ya que no ha sido resuelto ninguno de los 23 casos que se denunciaron entre 2008 y 2014.

“Estos son datos estatales de la PGJ, del poder judicial estatal obviamente no incluyen denuncias federales…solicitamos los datos desglosados por hombre, mujer, por edad, no siempre tenían disponibles esos datos desagregados pero lo que sí tenemos en materia de investigaciones ministeriales por tortura, es que entre 2008-2014 tenemos 23 casos, de esos 23, existe el registro de una víctima mujer en 2012, lo cual para nosotros plantea preguntas acerca de qué condiciones tienen las mujeres víctimas de tortura sexual para denunciar, obviamente no creemos que sea un solo caso de tortura en contra de una mujer en Veracruz”, expuso.

Asimismo, Brewer reveló que la Comisión Estatal de Derechos Humanos reporta que entre el año 2012 y 2014, se registraron 41 quejas por tortura o tratos crueles, en ocho casos las víctimas son mujeres veracruzanas que denuncian abusos. Estas cifras no coinciden con las estadísticas de la Fiscalía del General del Estado.

En su intervención, Santiago Aguirre, integrante del Centro de Pro, sostuvo que falta transparencia de las autoridades para informar de estos casos de tortura, pues en Veracruz las investigaciones ministeriales por este delito permanecen archivadas desde hace siete años.

En su intervención, Cristina Hardaga, representante de “Jass Asociadas por lo Justo”, hizo un llamado a la sociedad para denunciar cualquier acto de intimidación de parte de las autoridades y así evitar la impunidad de quienes recurren a la violencia y tortura para inculpar a otros.