“Los políticos le son leales a las siglas y no a la sociedad”, esa es una verdad de a kilo que no porque la haya pronunciado el dirigente del Partido Encuentro Social, Gonzalo Guizar deja de tener vigencia. Obviamente en su caso es como escupir para arriba pues pocos le conceden a sus acciones autonomía respecto del gobierno estatal y a las candidaturas que el partido que titula ha postulado ya que provienen del PRI unos, y del PAN otros. Sin embargo no tiene empacho en hablar de “congruencia” que “para nosotros el partido no es un medio y no un fin, es un concepto de lealtad equivocada, pues debe ser la sociedad y no las siglas” y lanza un tremendo boomerang: “estamos hartos de la corrupción”. ¿Así es la política?