ColorPor Edvino Rodríguez Portilla

Xalapa, Veracruz.- Este domingo a partir de las 8:00 horas en instalaciones del Colegio Las Hayas se realizará el encuentro atlético denominado Color Run de 5 y 3 kilómetros a beneficio de Mateo.

Destacaron autoridades de Las Hayas que uno de los objetivos de este reto, es fomentar y promover en los alumnos la responsabilidad social, es por ello que después de una cuidadosa selección, decidieron destinar parte de las ganancias de esta carrera a la causa de Apoyando a un Guerrero, que es Mateo.

La carrera se realizará en un circuito, teniendo como punto de salida y de meta el colegio. La cita es a las 8:00 y dando el banderazo de inicio será a las 9:00. La carrera en una convivencia familiar, con dos tipos de recorridos en circuito, 3K y 5K, y se estima la participación de 450 corredores y trotadores aproximadamente, más la categoría infantil de niños entre 4-6 años.

El encuentro tendrá cronometraje electrónico, pero el gran atractivo serán las explosiones de colores con polvos holi, al inicio, y durante el recorrido, dividido en 4 estaciones. Al inscribirse en esta carrera cada uno de los participantes recibirá playera, número de corredor, un chip (rentado), una bomba de color, y con él también se hacen acreedores a una medalla al término del recorrido. La categoría infantil también recibirá un paquete similar excepto el chip. Algunos paquetes ya fueron entregados este viernes en el colegio, y este sábado se entregarán los demás, de 11:00 a 14:00 horas.

El circuito tendrá como inicio y como meta, el estacionamiento del Colegio Las Hayas, sobre la carretera antigua a Coatepec, con sentido hacia Xalapa, con retorno unos 200 metros antes de llegar a Mariano Escobedo.

Mateo es un niño de año y medio que ríe, juega, sueña, gatea y empieza a conocer esto que es la vida. Se le ha diagnosticado linfagioma cervical (tumores en el rostro). Es una situación difícil, pues a los bebés que se les diagnostica este mal no logran nacer o sobreviven sólo unos días.

El caso de Mateo es diferente, pues ha vencido todos los diagnósticos médicos y desde el vientre de su madre ha sido tratado en la ciudad de México. Con dos operaciones de sumo riesgo, el oncólogo que lo atiende determinó que él ya nada puede hacer, puesto que uno de los tumores se encuentra muy cerca del ojo, no se busca que mejore estéticamente, sino que extraigan el tumor que pone en riesgo su vida.