Si alguna duda queda de la nulidad funcional de la Secretaría de Turismo de Veracruz basta leer la narrativa que hace Francisco Pérez Sosa sobre el Tianguis Turístico de Acapulco 2015 celebrado la última semana de marzo, se pregunta: “si ya se había hecho una inversión tan importante como la que se hizo para la compra del espacio, el esfuerzo económico de llevar un ballet, muestra gastronómica y varios funcionarios de mediano nivel, ¿cómo es que el titular de la dependencia no estuvo a la altura de un evento de esta trascendencia?”, porque a diferencia de los titulares del sector de otros estados, Harry Grappa de Veracruz, no estuvo presente en ese foro puesto a la disposición del sector turismo nacional por la Secretaría de Turismo. Esa desatención explica lo que Pérez Sosa subraya: “en la declaración que hiciera el Director General del Consejo de Promoción Turística de México, Rodolfo López Negrete y que fue publicada por Alberto Romero en “El Economista”, este funcionario federal revela las estrategias que seguirá para impulsar al sector turístico, y por supuesto no está contemplado Veracruz, y cómo lo estaría si el encargado de esta cartera no ha sabido tender los puentes necesarios para este fin y en el evento más relevante que se lleva a cabo en México no se aparece”; ni aparecerá con estos “servidores públicos” como dijera don Teofilito.