Por Ángel Rafael Martínez Alarcón
30 de abril de 2015

La tercera semana del presente abril estuvo marcada por los fallecimientos de tres grandes ciudadanos de la ciudad de Xalapa. el sábado 18 de abril por ña tarde dejé de latir el corazón del abogado xalapeño Gerardo Fernández Carreto, abogado y funcionario público desde 1950, Secretario del Ayuntamiento de Xalapa 1988 a 1991. Para el jueves 23 del presente mes a las 19: 45 horas dejó de latir el corazón de Abel Torres García, un extraordinario mexicano, de la cultura del esfuerzo, de mesero pasó a ser el dueño del restaurante-Café La Parroquia de la calle Zaragoza. Hombre de fe, en 1974, le toca fundar las primeras comunidades del Camino Neocatecunemal en nuestro país, desde la parroquia de Catedral, luego, junto con su esposa Guille se entregaron en cuerpo y alma a la evangelización de la Iglesia Católica Apostólica Romana. Una hora y media más tarde se anunció el fallecimiento del Maestro Guillermo Héctor Zúñiga Martínez, primer rector de la Universidad Popular Autónoma de Veracruz, docente normalista, ex Presidente del CDE del PRI, ex presidente municipal de Xalapa de 1988-1991, ex secretario de educación de Veracruz, como también diputado federal y local. Su plena vocación desde muy joven fue la oratoria.

En el hogar, siempre escuche el nombre del maestro Guillermo Zúñiga Martínez, que mi padre era empleado de la Educación Popular, hace justamente 40 años, cuando el gobernador de Rafael Hernández Ochoa, iniciaba su sexenio; recuerdo esos años cuando Educación Popular estaba en los piso del edificio de Instituto de Pensiones del Estado, y recuerdo que la primera que vez que lo vi, me impresión mucho su corpulencia, yo era un niño de 9 años. Con el paso de los años, un ex compañero de la secundaria y años más tarde fue mi alumno, Agustín Romero, (qepd) quien me presenta con su amigo del alma, el maestro Zúñiga Martínez, ya siendo alcalde de Xalapa, Agustín Romero, era funcionario público de la administración municipal 1988-1991, yo era estudiante de la carrera de historia de la Universidad Veracruzana, nuestro dialogo fue el rescate que iba iniciar el ayuntamiento del archivo histórico municipal que por muchos estuvo abandonado en unas bodegas del panteón de Palo Verde. Así fue naciendo una relación de amistad que se consolidó cuando lanza la primera licenciatura de educación para adultos, como también de los buenos oficios del maestro Teodoro Coutolenc Molina, el colaborador más cercano en los últimos cuarenta años del servidor público de Guillermo Zúñiga Martínez.

Don Guillermo, nace en la ciudad de Xalapa, en el seno de una humilde familia, pero con valores como la responsabilidad y el trabajo, el 18 de diciembre de 1942, 151 años antes ese mismo día Carlos IV, rey de España e India, le otorga al pueblo de Xalapa el título de Villa y Escudo de armas, de ahí el amor la vocación de Zúñiga Martínez por la ciudad que le vio nacer, crecer y sobre todo formarse con un hombre de bien, sus primeros trabajos los más diversos, e iniciar sus estudios en la Benemérita Escuela Normal Veracruzana “Enrique C Rebsamen, como también su gran pasión la oratoria, su actividad política en las filas del Partido Revolucionario Institucional, del cuál fue su presidente. En la Xalapa también fueron sus primeras responsabilidades como servidor público, especialmente en el sector educativo.

Entre los años de 1988 a 1991, fue presidente municipal de su natal ciudad, fue electo munícipe luego del gran proceso electoral federal del seis de julio, donde el candidato del Frente Democrático Nacional, en esa elección Xalapa votó de Cuauhtémoc Cárdenas, pero en septiembre de ese año, sufragó en favor de Zúñiga Martínez, sólo quiero destacar un par de cosas de su administración, la primera visita de presidente de otra nación, como lo fue Jorge Elías Serrano. Presidente de Guatemala, ambos amigos por la oratoria. Las grandes celebraciones del bicentenario de Xalapa, la inauguración del parque del Bicentenario, como el rescate del Archivo Histórico Municipal de Xalapa “Rubén Pabello Acosta” acción que lo impulsa para rescatar la historia de nuestra ciudad, siendo el primer concejal municipal en resguardar la memoria administrativa de la ciudad. Así como la primera edición de Cuentos y leyendas de Xalapa, bajo la coordinación del académico Alberto Espejo. Su administración municipal sobrevivió al veto del gobernador en turno.

En año 2000, es castigado electoralmente don Guillermo, cuando compitió por la diputación de Xalapa, donde el electorado votó por un joven desconocido, con poca preparación académica y político, comerciante de lácteos en la calle de Clavijero.

Después de la consagración del templo de Santa María de Guadalupe- El Dique, edificado por el sacerdote Vicente Conrado, amigo desde la niñez y vecino en la colonia salud, en la cena durante una larga conversación, donde Guillermo me señalo todas las escuelas que había fundado desde el preescolar, primarias, secundarias, normales, instituto pedagógicos: Instituto de Regulación Pedagógica, Escuela Normal Carlos A Carrillo, Centro de Estudios Superiores de Educación Rural, Escuela Normal Juan de la Luz Enríquez, y la Universidad Pedagógica Veracruzana, Colegio de Bachilleres del Estado de Veracruz. El gran orgullo fue la Universidad Popular Autónoma Popular de Veracruz. Hoy me da coraje no haber escrito cada una de las escuelas fundadas.

Al maestro Zúñiga Martínez. Le estoy muy agradecido el haberme invitado a la aventura de impulsar una universidad popular para todos los veracruzanos, primero en el Colegio Estatal de Educadores para Adultos, luego Instituto Veracruzano Educación, para finalmente en la Universidad Popular Autónoma Popular de Veracruz, “La nueva educación de Veracruz” donde he impartido las materias de historia de México y de Veracruz; como docente solidario sábado tras sábado estoy con docena de alumnos que la UPAV les ha cambiado su historia.

Con Guillermo, muere otro significativo día en el 399 aniversario de las muertes de Miguel de Cervantes. William Shakespeare, Garcilaso de la Vega, que el 23 de abril es el día mundial del libro y del derecho de autor, Zúñiga Martínez, tuvo una prolífera producción de libros, así también tiene una vasta producción de artículos publicados desde la década de los año 60 del siglo XX. Una gran labor para los futuros biógrafos de don Guillermo Héctor. Ese mismo día, el Senado de la República aprobó que cada primer viernes de marzo sea el día nacional de la oratoria, a iniciativa del Rector Zúñiga Martínez y grupo de Senadores de la Republica; ese mismo 23 de abril, se cumplían el tercer aniversario del fallecimiento de Agustín Romero, vecino, y amigo del maestro Guillermo Zúñiga Martínez. Hasta en su retorno a la eternidad estuvo marcada.

El IV arzobispo de Xalapa, don Hipólito Reyes Larios, en la misa de cuerpo presente, celebrada en la Iglesia de María Madre, eucaristía concelebrada, don Hipólito afirmó que la ciudad de Xalapa, se suma un nuevo “Xalapeño Ilustre” que siempre tuvo la preocupación por la educación de los necesitados.