Por Marco Antonio Aguirre Rodríguez
28 de abril de 2015
  • El Cisne manda en la Fiscalía
  • Zar anticorrupción: Mattiello

El Hay Festival está resultando una jugada colonialista de un país acostumbrado a eso, al colonialismo, Inglaterra.

Pero además se impulsó a sabiendas de que se construía sobre sangre de múltiples asesinados, entre ellos 15 periodistas, y en un estado donde no se respetan los derechos humanos ni se hace valer la justicia.

La acusación directa la hace Patrick Timmons, quien fue el oficial de Derechos Humanos de la Embajada del Reino Unido de Gran Bretaña en México, por eso sabe lo que dice de las implicaciones políticas y de negocios que el gobierno del Reino Unido utilizó para ganar simpatías en Veracruz y en busca de obtener múltiples contratos multimillonarios en dólares y en euros.

Patrick Simmons fue de los firmantes del reclamo para que el Hay Festival fuese retirado de Veracruz ante el clima de violencia e inseguridad que se vive en el estado; otros ingleses que firmaron la petición fueron el pintor y escultor Brian Nissen; y Ioan Grillo, periodista;

Jaime Ríos Otero, de sociedadtrespuntocero.com evidenció el interés de Gran Bretaña por mantener el Hay Festival en Veracruz por estos intereses políticos y económicos, al retomar lo publicado por Patrick Timmons en la revista NACLA, donde asienta que “el Hay Festival Xalapa fue invadido por la política local, nacional e internacional, ya que le ha permitido pulir su imagen al gobernador autoritario y controversial, Javier Duarte porque asiste al Festival y se toma  fotos con escritores como Salman Rushdie y Wole Soyinka, y come y bebe con embajadores, incluyendo por supuesto, al británico”.

El Hay Festival fue patrocinado desde un principio por organismos del gobierno del Reino Unido con la intención de crear lazos amistosos entre este reino y el gobierno del estado de Veracruz.

¿La intención? Que el gobierno del estado de Veracruz apoyase a las empresas de ese reino para que se adjudiquen la mayor cantidad de contratos en las explotaciones petroleras y de producción de energía que se abrirán con la reforma energética y en la ampliación del puerto de Veracruz.

En su artículo en NACLA, Patrick Timmons sostiene que “El embajador británico se niega a dar cuenta de sus reuniones con Duarte o entrar en detalles sobre la relación de la Embajada y el Hay, Xalapa. Tanto la Embajada Británica y el British Council en México describen su relación con el Hay Festival como “independiente”. Y sin embargo, el Consejo Británico actúa como uno de los patrocinadores globales del festival. En correspondencia por correo electrónico dirigida a mí con respecto al Hay Festival y los asesinatos de periodistas en Veracruz, el embajador británico y el director del British Council sólo me dijeron que mantenían un “diálogo” con el gobierno mexicano en materia de derechos humanos. En un irritable intercambio después pregunte dos veces a estos funcionarios británicos sobre sus fracasos para hacer una declaración sobre el Hay Xalapa y sus intentos para proteger a los periodistas y la libertad de expresión, y me respondieron que “no tienen nada más que añadir a la conversación”.

Incluso Patrick Timmons refirió que en 2012, el actual director del British Council, Lena Milosevic, le dijo –ante su reclamo de acciones para proteger a los periodistas en Veracruz que “los periodistas no son escritores” y que el Hay era un “festival literario”.

Esto último muestra la poca consideración que Lena Milosevic tiene para la vida humana en general y su menor aprecio hacia el ejercicio periodístico, además de sus intenciones de hacer prevalecer el acercamiento colonialista que buscaban.

Patrick Timmons afirma que “el departamento de Comercio e Inversiones (UKTI, por sus siglas en inglés) tiene años tratando de asegurarse de que las empresas británicas tengan ventaja en las licitaciones públicas”.

En el mismo sentido va el “Green Power Group”, formado por nueve firmas multinacionales, que buscan explotar energías “limpias”, presentado en el DF.

Por eso es que el Reino Unido patrocinó el Hay Festival en Xalapa.

Paradojas del actuar de los negocios: quieren energías limpias soportadas en acciones de gobierno sucias.

Por eso es que se promueven desde el gobierno del estado de Veracruz voces que hablen a favor del Hay Festival.

Al Reino Unido no le importa la sangre que se derrama en Veracruz, y por eso se muestra dispuesto a apoyar al gobierno de Javier Duarte y a seguir promocionando el Hay Festival, si esto le representa la seguridad de tener contratos para las empresas asentadas en su territorio y que –por lo mismo- les generarán ganancias.

Es la misma actitud que asumieron a finales del siglo XIX y principios del siglo XX, cuando el gobierno de Porfirio Díaz abrió la explotación petrolera a los capitales foráneos; en ese entonces nunca reprobaron la explotación y sometimiento popular, si no que lo aprovecharon en su interés.

Esto es lo mismo que quieren hacer ahora.

Pero para lavar su imagen, el gobierno del Reino Unido patrocina un festival cultural.

 

EL CISNE MANDA EN LA FISCALÍA

Miguel Ángel Yunes Linares asestó un golpe directo a la credibilidad del gobierno del estado este lunes, cuando presentó una grabación hecha al candidato del PRI a la diputación por Tuxpan al dirigirse a un “Fiscal” para pedirle que emprenda acciones contra los directores del CAEV (Francisco Antonio Valencia García -¿seguirá siendo perredista?) y de un Hospital, supuestamente el de Álamo (Diana Rocío Santiago Hernández), por no apoyar su campaña, según el candidato plurinominal panista.

El Fiscal al que Alberto Silva se refería es Ezequiel Castañeda Nevarez, ubicado en la Subprocuraduría Regional de Poza Rica, y quien antes de ese puesto fue secretario particular de Alberto Silva, en Comunicación Social, y secretario del ayuntamiento de Tuxpan, igualmente con Alberto Silva.

La grabación que Miguel Ángel Yunes presentó, en esencia dice: ¿Qué paso Fiscal? Ya hablé con el Procurador para presentar cuanto antes, quiere que la presente ante tí y ya tú sabes si la llevas a la PGR, pero pues ahí la PGR es la encargada, ¿hay que darle forma no? ahí te la encargo, se van el Director del CAEV y el Director del Hospital también, órale gracias.

¿Entonces?

 

ZAR ANTICORRUPCIÓN

La corrupción en Veracruz es tan grave que se necesita un “Zar anticorrupción” que se dedique plena y completamente a atacar este mal, apunta el presidente nacional del Comité de Consejos de Participación Cívica, Arturo Mattiello Canales.

Afirma que ahora que la Ley Anticorrupción comenzará a discutirse en los estados para su aprobación, es importante que se apruebe sin omitirle atribuciones, para que pueda frenar la impunidad en el país.

Pero eso no es todo, si no que “aparte de esta ley -por lo menos temporalmente- si tendríamos que pensar en un zar anticorrupción que este pendiente de que esta ley se cumpla y que este señalando aquellos casos en donde no se esté dando el cumplimiento de la ley”.

La idea –enfatizó- no es emprender una “cacería de brujas”, si no implementar un proceso bien fundamentado para que no tenga fallas, que vaya permeando en la sociedad y en las estructuras gubernamentales”.

El gobierno mexicano le está apostando a que el Sistema Nacional Anticorrupción sea la vía para prevenir, castigar e investigar casos de corrupción en el país, específico.