korenfeld_renunciaCiudad de México, 10 de abril (SinEmbargo).– Aunque David Korenfeld Federman haya presentado su renuncia como titular de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) de forma pública, el caso por el presunto uso indebido de un helicóptero oficial para fines personales no está cerrado, coincidieron diputados, senadores, académicos y representantes de la sociedad civil.

La situación se agrava si se toma en cuenta que el ahora ex director de la Conagua e incluso la propia dependencia, mintieron abiertamente sobre el motivo por el que un helicóptero de la dependencia aterrizó el pasado 29 de marzo muy cerca de su casa en Huixquilucan, Estado de México, para transportarlo junto con toda su familia, incluidas maletas, al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM). Korenfeld Federman argumentó al principio que utilizó la aeronave oficial por un tema de salud o de “índole médico”, como confirmó la oficina de Comunicación Social de la Conagua en una “nota informativa”.

Ayer, luego de presentar su renuncia, Korenfeld aceptó en entrevista con Radio Fórmula que había mentido. El uso del helicóptero, dijo, no tuvo nada que ver con sus dolencias de cadera y rodilla.

 

“Él argumentó inicialmente que necesitaba el helicóptero porque tenía una lesión en la rodilla y luego tuvo que desmentirse y ofrecer una disculpa, lo cual me aprece muy grave porque si ha mentido en una cosa tan sencilla pues no queremos saber qué es lo que relamente está sucediendo en Conagua”, dijo la Diputada Lilia Aguilar del Partido del Trabajo (PT) a SinEmbargo.

Por su parte, quien fuera Secretario de la Función Pública durante el sexenio del Presidente Felipe Calderón Hinojosa (2006-2012), el actual Senador Salvador Vega Casillas explicó a este diario digital que la Ley faculta a la Secretaría de la Función Pública (SFP) a continuar con la investigación del caso y determinar la sanción correspondiente en caso de que confirme que existe el delito de peculado.

“De ninguna manera, la renuncia no es el fin del procedimiento, este continúa hasta que se termina, porque los actos ya fueron cometidos. No importa que se haya disculpado, no importa que haya incluso pagado como él mismo ha dicho que hizo, pero ese no es el fin del procedimiento, deben continuar las investigaciones”, dijo a SinEmbargo.

Explicó que lo que procede en estos asuntos es que la SPF debe realizar la investigación y valorar el tema de las sanciones, que pueden ser desde económicas o también puede proceder la inhabilitación en el caso de que se determine que hubo un uso indebido de los recursos públicos en beneficio del ex funcionario.

Respecto a los plazos para que el actual Secretario Virgilio Andrade Martínez entregue los resultados de la investigación, el Senador Vega Casillas fue claro al decir que la Ley no contempla un tiempo definido para entregar conclusiones.

“Dependiendo del caso, hay investigaciones de la SFP que tardan hasta un año los casos que son muy complejos, muchos de esos no son ni siquiera los que se ven en los medios. Y luego sigue el procedimiento en los tribunales, y allí se puede llevar hasta dos años y medio. Así están establecidos los plazos”, precisó.

“La gente quisiera que inmediatamente se procediera en contra de los servidores públicos, pero la verdad es que es un trabajo que hay que hacerlo con seriedad para tener casos que se sostengan ante los tribunales”, recalcó el Senador Vega Casillas.

LA RENUNCIA NO BASTA:ONGS

Organizaciones de la sociedad civil demandaron que las autoridades competentes investiguen la gestión de David Korenfeld como director general de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y las circunstancias que motivaron su renuncia.

No obstante, su preocupación principal, explicaron a Sin Embargo es mantener la exigencia al al Congreso para que deseche el dictamen de la Ley General de Aguas, la llamada “Ley Korenfeld”, aprobado en comisiones de la Cámara de Diputados y detenido por tiempo indefinido por violaciones al procedimiento legislativo.

“El que Korenfeld haya renunciado no cambia en lo absoluto la exigencia de las organizaciones de la sociedad civil en cuanto a desechar el dictamen y en cuanto a contar con una Ley General de Aguas que realmente permita un cambio en el modelo de gestión del agua”, afirmó Nathalie Seguin, coordinadora de Freshwater Action Netwok (FAN México).

Por su parte, el Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA) reiteró la necesidad de aprovechar el tiempo que se ha abierto hasta junio para que el pleno de los diputados voten el dictamen aprobado en comisiones para

“En CEMDA vemos una oportunidad muy grande el que exista un nuevo titular de Conagua para poder abrir nuevos diálogos entre el Poder Ejecutivo, el Legislativo y la sociedad civil”, explicó en entrevista Anaid Velasco, coordinadora del área de investigación de CEMDA.

“El interés de CEMDA es lograr una Ley General de Aguas que logre cumplir con el los preceptos del artículo cuarto constitucional, en ese camino primero nos acercamos con los actores de la iniciativa ciudadana, luego con la Cámara de Diputados y luego nos acercamos con Conagua, y siempre nuestra postura es por velar que se cumpla el artículo cuarto”, destacó.

Las organizaciones recordaron que el ahora ex director de la Conagua abanderaba el fortalecimiento de un modelo basado en la privatización de los servicios de agua potable y saneamiento, así como la construcción y la concesión de grandes y costosas obras de infraestructura hidráulica, para promover el trasvase de grandes volúmenes de agua y privilegiar el uso industrial por encima del derecho humano al líquido.

Por lo que demandaron que el sucesor de Korenfeld en la Conagua se comprometa los ciudadanos a implementar un modelo que garantice el derecho humano al agua y un manejo del líquido sostenible social, económica y ambientalmente.

“El nuevo titular de la Conagua tendrá también la responsabilidad de implementar un modelo de gestión sustentable, porque tenemos décadas de experiencia negativa en cuanto al manejo del agua en nuestro país. Esto nos ha llevado a la disminución de la disponibilidad y calidad del agua, pasando de 18 mil metros cúbicos por persona hace 60 años, a menos de 4 mil en la actualidad”, expuso Seguin.

Mediante un comunicado de prensa las organizaciones de la sociedad civil reiteraron que no participarán en ninguna discusión o consulta pública planteadas para engañar a la sociedad y para realizar cambios mínimos a una propuesta que debe ser desechada por completo por violar de forma significativa los preceptos básicos de derechos humanos al agua y al saneamiento.

En un comunicado, organizaciones del sociedad civil entre las que se encuentran Greenpeace y la Alianza Mexicana con el Fracking, exigieron que la salida de Korenfeld facilite la instrumentación de un nuevo modelo de gestión de agua “para que sea democrático y respetuoso de los ecosistemas, asegurando el derecho humano al agua y al saneamiento en cumplimiento de la responsabilidad del Estado de promover, respetar, proteger y garantizar el acceso al líquido”.

Exigieron también que las circunstancias en las que salió Korenfeld de la Conagua deben ser investigadas y sancionadas conforme a la ley correspondiente y “su sucesor deberá comprometerse con los ciudadanos y urgentemente implementar un modelo que garantice el derecho humano al agua y un manejo sostenible social, económica y ambientalmente”.

Ernesto Villanueva Villanueva, miembro del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), aseguró que lo que le viene a Korenfeld es una etapa de receso en el servicio público, de uno o dos años hasta que el tema cobre menor incidencia. Además, opinó que la sanción que le espera al titular de la Conagua será leve, puesto que ya renunció y con eso la presión social irá disminuyendo.

“El hecho que haya renunciado no quiere decir que ya haya pasado todo. Aunque creo que es lo más probable. A nivel de la Ley de responsabilidad de los servidores públicos hay cuatro sanciones administrativas: la amonestación privada, la amonestación publica, la inhabilitación temporal y la inhabilitación permanente. No creo que estas dos últimas se las apliquen a él porque su renuncia fue una clase de administración pública ya con eso, se lo van a guardar para alguna otra actividad que seguramente veremos en el futuro”, dijo Villanueva.

“[No le darán sanciones fuertes] Porque renunció. Se entiende que el gobierno ya entregó al funcionario. Eso a nivel mediático va a bajar en 45 días [cuando la Secretaría de la Función Pública dé resolución de la investigación], pues ya va a haber otra nota y esto pues ya no va a tener la misma incidencia que en este momento. Ahorita ya llegamos al punto climático de la nota. Si no hubiera renunciado seguiría el tema por semanas, pero como ya renunció va a ir bajando para que en 45 días se olvide. Ellos apuestas a que eso pase”, explicó el investigador.

“Yo no veo una inhabilitación permanente porque son parte del mismo grupo, y pues lo que se quería a nivel de aceptación pública era la renuncia y ya se dio. Y la gente va a percibir que la presión social tiene resultados. Y en esa lógica, toda la energía gasta en eso, comienza a decrecer”, manifestó.

“La dinámica [del Presidente] fue: yo lo voy a dar de baja, siempre y cuando me sea menos costoso dejarlo en el cargo; es decir, si esto pasara pero no hubiera salido nada en redes sociales y todos los medios se hubieran hecho un silenciamiento, pues esto empezaría a bajar poco a poco y no tendría caso, en la lógica del poder, prescindir del servicio del funcionario”, argumentó Ernesto Villanueva .

KORENFELD, EL VIGOROSO

David Korenfeld Federman llegó ayer al auditorio de la Conagua minutos después del mediodía. Subió al estrado: se disculpó, dijo ser un hombre de Estado y un ser humano con valentía para reconocer sus errores, y luego hizo pública su renuncia. Expresó su lealtad, amistad y gratitud al Presidente Enrique Peña Nieto “por todo su apoyo”, y se fue casi corriendo.

“Quiero comunicarles que derivado del desarrollo que han tenido estos hechos y con la disposición que desde el primer momento he tenido hacia el Presidente de la República, en este momento hago pública mi renuncia al cargo como director de la Comisión Nacional del Agua”, pronunció Korenfeld.

Tras cinco minutos de un discurso que pronunció con voz tenue, serena y una frente sudada, terminó con su cargo como titular de la Comisión Nacional del Agua.

–Señor, una pregunta… –gritó un reportero–.

Korenfeld Federman ni si quiera lo volteó a ver.

Se marchó en medio de aplausos lanzados por una multitud que abarrotó el auditorio. No se trataba de los representantes de la presa, sino sus ex subordinados, quienes desde temprano apartaron sus lugares en primera fila para ver a su jefe decirle al mundo que “la familia de Conagua entregó todo su esfuerzo al servicio de México y los mexicanos”.

A sus 41 años, Korenfeld llegó vigoroso, con un impecable traje oscuro y una corbata roja; no hubo titubeos y no se detuvo a saludar. Pisó la sala de conferencias sin ayuda de un bastón, a pesar que el primer de abril dijo que sufría de la rodilla y cadera; partió con cabalidad y rapidez, caminando sin esfuerzo. Aunque, literalmente, se fue de Conagua sin aclarar nada, pues no dio espacio a preguntas.

A pesar que minutos antes aseguró haber trabajado muy de cerca con los medios de comunicación, no respondió ni una sola duda sobre el caso del helicóptero, el cual, hasta el momento, sigue siendo un misterio.

VER ESTA INFORMACIÓN EN:

http://www.sinembargo.mx/10-04-2015/1307997