“Corrupción y simulación- En El Universal, el político Porfirio Muñoz Ledo, escribe que: “el mal endémico que mayormente ha socavado a la República es la corrupción, rubro en el que somos prácticamente campeones mundiales […] el combate a esta lacra exige un marco institucional realmente eficaz que dé fin a la impunidad en todos los niveles de gobierno […]. Con el neoliberalismo aparecieron nuevas vías para el enriquecimiento ilegítimo de funcionarios y empresarios, desde las privatizaciones amañadas, hasta la información previa a las devaluaciones y las operaciones de bolsa […]. Estos elementos destructores de la República exigen soluciones firmes y de largo plazo que no queden subordinadas al arbitrio del gobierno en turno […]. Sin embargo, a la hora definitiva, los proyectos son modificados por intereses personales y de partido, generando una comedia de confabulaciones y presiones que mantienen los privilegios y dejan intacta la corrupción […]. Una vez más el Poder Legislativo se ha hecho cómplice de esta simulación. Ha sido incapaz de concretar mecanismos verdaderos de rendición de cuentas tanto en la Ley General de Transparencia como en el Sistema Nacional Anticorrupción”. (sin embargo.com)