“El jefe de gobierno del Distrito Federal, Dr. Miguel Ángel Mancera Espinosa, es, al igual que otros perredistas destacados o ciudadanos sin filiación partidista pero con clara vocación de izquierda, una opción natural para el PRD”, aseguró el dirigente nacional del PRD, Carlos Navarrete. La declaración no por inusitada deja de ser intrascendente, pues la aduana del 7 de junio todavía no se pasa, por lo que resulta hasta oficioso hablar de candidaturas a la presidencia de la república cuando se desconoce el posicionamiento que tendrán los actores políticos después de la elección federal. Tal parece que al PRD el dinamismo de López Obrador efectivamente les quita el sueño.