Ya se ha estado haciendo costumbre que la entidad veracruzana no aporte a la nación buenas noticias, como las de antaño, cuando se hablaba del boom petrolero de México o que nos convertiríamos en el Granero y Yunque de la Nación. Ahora, aparecemos en las estadísticas de incidencias delictivas, como esa acerca de que Tamaulipas es el estado con mayor número de plagios, en ese orden le siguen “Morelos, Tabasco, Guerrero y Veracruz”, según Forbes-México. Esta situación, dice el Consejo Ciudadano de Seguridad Pública, empuja a los jóvenes a buscar oportunidades de estudio en otras entidades, como Puebla. El panorama es desolador porque no se observa un movimiento de las autoridades para revertir la decadencia que se vive.