El proceso electoral en curso y la recia actitud que la dirigencia sindical opuso al nombramiento de Alfonso Vázquez Cuevas como subdirector académico de del Instituto Tecnológico de Xalapa, provocaron que la autoridad diera marcha atrás en esa intención, y con el desistimiento del aspirante al cargo se acabó un problema que pudo convertirse en un dolor de cabeza adicional. Fue salomónica la decisión del Secretario Flavino Ríos: “No hay problema, a ver, a ver, los tecnológicos son organismos autónomos descentralizados que cuentan con personalidad jurídica y patrimonio propio. Se rigen por su junta de gobierno”, y dijo que si la persona propuesta no cuenta con el consenso declina y se acabó el problema”. Tan sencillo como eso.