Por Armando Ortiz
24 de abril de 2015

Está demás defenderse, decir que se llevaron mi auto del lugar donde durante dos años, siempre que lo encuentro disponible, lo he estacionado; está de más decir que no había señalamiento de tránsito, a pesar de que ellos señalen que se violó el artículo 87: “No respetar señalamiento de tránsito”; está de más tratar de hablar con el director de Tránsito, Edmundo Martínez Zaleta, pues el mismo, en su honestidad ha comentado que contra las grúas no puede hacer nada; está de más tratar de interponer una queja pues el mismo Congreso del Estado les dio licencia a estos concesionarios para que roben en despoblado; está de más cuidar de donde dejar el auto en el centro porque basta que a cualquier chofer de grúa le guste tu carro para llevárselo; está de más pedir que se respete la integridad de tu propiedad porque como son unos brutos tratan tu vehículo como si de una bestia se tratara; está de más, está de más, está de más desesperarse pues el propósito de esta concesión otorgada a un alto funcionario de gobierno es para poder mantener su imperio de impunidad y de complicidades.

Lo que no está de más es decirlo a gritos, espetárselos en la cara y señalar que ya ¡estamos hasta la madre de sus pinches raterías! Lo que no está de más es decir a los candidatos a diputados que salen a la calle a buscar nuestro voto, que los vamos a apoyar si le quitan está licencia para robar a esos canallas que no se hartan de sus raterías.

Por supuesto que no se le ocurra a los abanderados del PRI tomar esta causa porque precisamente salió de ellos otorgar el permiso a los concesionarios de la grúa para que salieran a las calles y secuestraran nuestros autos y nos extorsionaran con el costo del arrastre.

Un chofer de grúa no puede tener autoridad para decidir si un auto está mal estacionado o no. Para eso están los oficiales de Tránsito. Es a ellos a quienes capacitan, es a ellos a quienes se les paga un sueldo para que mantengan el orden vial en una ciudad. Pero los choferes de grúa salen a las calles como chacales, a buscar carroña, a cumplir con la cuota; porque tienen una cuota y seguro hasta tienen alicientes. Así, el que más autos levante, justificada o injustificadamente, habrá de recibir un bono especial y tendrá su foto en donde todos lo puedan ver con una leyenda que diga: “El empleado del mes”.

Lo repito, está de más defenderse, pero no está de más gritar para decir que estamos hartos, que repudiamos su licencia para robar y que repudiamos al Congreso que les otorgó esa licencia; y que repudiamos a los cómplices de estos ladrones.

Exhortamos a los candidatos a la diputación federal por Xalapa urbano y por Xalapa rural, que no sean del PRI, prométanos que van a acabar con estos abusos, con este robo institucional y entonces, con gusto, les daremos nuestro voto.

Contacto:

aortiz52@nullhotmail.com