Por Sergio González Levet
24 de abril de 2015

Continúo con la lista acuciosa y exhaustiva que nos regala el doctor Jacobo Domínguez Gudini en el libro Delitos electorales- Una aproximación al Derecho Electoral Mexicano y Español, una obra multiautoral que nuestro estimado amigo coordinó, junto con el ameritado politólogo español Lorenzo Morillas Cueva.

La relación -que inicié en mi columna del pasado martes 21- contiene las prácticas usuales de quienes se dedican a tratar de desviar la voluntad popular en favor de sus candidatos, y continúa con:

Caída del sistema. Esta frase la hizo famosa Manuel Bartlett, quien era Secretario de Gobernación y responsable de las elecciones federales de 1988. Describe un fallo intencional del sistema informático del Programa de Resultados Electorales Preliminares, a efecto de introducir actas alteradas.

Carrusel. Como en los juegos mecánicos de las ferias, supone la circulación de uno o varios operadores electorales, que traen a un grupo de personas con muchas credenciales de elector para que emitan su voto en distintas casillas electorales.

Casilla fuera de Sección. Las casillas especiales previstas para que los ciudadanos en tránsito puedan votar, son abarrotadas por electores proclives a algún candidato hasta agotar el número de boletas dispuestas.

Casillas itinerantes. Ubicadas en zonas no favorables a algún partido, éste promoverá su cambio de ubicación habitual, con el fin de que los electores opositores no ubiquen el lugar para votar.

Casillas madrugadoras. Abren antes de la hora definida por el órgano electoral, Esto puede propiciar el embarazo de urnas (cfr. en mi columna de mañana) o el voto de electores no autorizados. Es claro que se necesita la complicidad de los funcionarios de casilla.

Casillas zapato. Al igual que en el dominó, cuando el o los oponentes pierden sin haber acumulado un solo punto, en estas casillas un candidato obtiene el total de los votos. La alta improbabilidad estadística de que esto suceda obliga a hacer una revisión exhaustiva de este tipo de casillas.

Fraude del padre Amaro. Basada en el título de la famosa novela del portugués José María Eça de Queirós (1845-1900), implica la intromisión de integrantes de algún credo religioso en favor o en contra de algún candidato o partido.

Fraude cibernético. Debido a los avances tecnológicos, los malos manejos se han sofisticado. En este caso, es la intervención de algún algoritmo en el sistema del organismo electoral, cuyo objetivo es alterar el resultado final de la votación.

Infomercial electoral. Es la utilización de los medios y de herramientas de la mercadotecnia para inducir un clima de opinión favorable o contraria a algún candidato. Es particularmente nocivo dada la importancia que han adquirido los medios como actores políticos.

Operación tamal. El tamal es utilizado como platillo principal (se emplean también otros, como tacos o barbacoa) para convocar a un desayuno la mañana de la elección, donde se aleccionará a los invitados en su sentido del voto para llevarlos en grupo a la casilla electoral a que sufraguen en favor del candidato que organizó el ágape.

Contacto:

sglevet@nullgmail.com

Twitter: @sglevet

Facebook.com/sglevet