Definitivamente, en el Distrito Federal no ven a Veracruz con la misma perspectiva que el gobierno federal nos informa, no al menos desde la visión del columnista de La Jornada Enrique Calderón Alzati publicada este sábado con el encabezado “¿Qué pasa en Veracruz?, lo que allí se lee desafortunadamente nos pinta un Veracruz que quizá por la cercanía no podemos ver: “Veracruz es hoy un estado en quiebra, generada por la ineptitud y la corrupción que priva en la mayor parte de las oficinas del gobierno, las cuales son objeto de señalamientos de faltantes y desviaciones de los recursos públicos tanto federales como estatales, por un total que a la fecha excede los 50 mil millones de pesos, de acuerdo con las anomalías señaladas cada año por la Auditoría Superior de la Federación (ASF), sin que se haya hecho cargo alguno a los responsables de las diferentes dependencias del estado, gobernado por Javier Duarte de Ochoa, generando un ambiente de impunidad, que ha permeado a todas las oficinas públicas”. Pudiéramos coincidir o no con lo que asevera Calderón Alzati pero al menos revela una visión desde una perspectiva diferente.