Guillermo Cienfuegos es el nombre real del Payaso Lagrimitas frustrado aspirante a la candidatura independiente en pos de la presidencia de Guadalajara, para lo cual debía entregar 23, 887 firmas del padrón nominal, entregó 26.400 firmas pero en su auscultación le restaron 5000 mil firmas y en el conteo final no cubrió el número requerido, de esta manera quedó fuera de la competencia. Al igual que sucede en Veracruz la participación de Lagrimitas estaba bajo sospecha pues la apreciación pública es que trabajaba para el PRI con el propósito de restarle votos a candidatos de la oposición. De cualquier manera, Lagrimitas es un caso más de ciudadanos que quisieron participar pero se frustraron sus esperanzas por los obstáculos más que requisitos que impusieron los legisladores en la ley. “Los de partido no tienen que juntar firmas del dos por ciento del padrón y no se les castiga haber militado antes en otro partido” afirmación de Lagrimitas que expresa lo absurdo de las medidas.