Es extraña, por decir lo menos, la decisión de quienes denunciaron a Pedro Montalvo de pedirles a través de un tercero las consabidas “comisiones” para obtener contratos, al argumentar que “agotarán la vía institucional” antes de denunciarlo en otras instancias. Tal actitud demuestra incertidumbre o que simplemente no desean llevar el asunto más allá de lo mediático (“Tenemos que poner un hasta aquí, no es posible que en el estado estemos padeciendo este tipo de situaciones”),  porque, si tienen las pruebas correspondientes, ¿para qué esperar la acción de “la vía institucional” si bien saben que nunca llegará?