Para quienes trabajan al frente de un volante en servicio de pasajeros en la modalidad de taxis debe ser preocupante el elevado número de sus compañeros muertos, ya en Córdoba, ya en Xalapa y en muchos lugares más de la entidad veracruzana. Antonio Fernández Morales, dirigente de la Unión de taxistas y operadores de Córdoba asegura que ya van 13 taxistas asesinados en los dos últimos años, una cifra verdaderamente alarmante y que ninguno ha sido resuelto. Declara que no hay avance alguno en la investigación de esos asesinatos en las agencias del ministerio público.