La organización Parlamento Abierto de México califica al Congreso veracruzano con una pírrica proporción de 361 puntos, de mil; esta organización ciudadana agrupa, entre otras instituciones, al Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) y Transparencia Mexicana. La puntuación es la siguiente: “Derecho a la Información, 100; Participación Ciudadana y Rendición de Cuentas, 25; Información Parlamentaria, 52; Información Presupuestal y Administrativa, 8; Información sobre Legisladores y Servidores Públicos, 29; Información Histórica, 100; Datos Abiertos y no propietarios, 0; Accesibilidad y Difusión, 33; Conflictos de Interés, 14; y Legislan a favor de Gobierno Abierto, 0”. Estos números revelan: nula transparencia y pobre calidad administrativa.