Por si fuera poco, a las denuncias presentadas por la Auditoría Superior de la Federación ahora el senador Alejandro Encinas revela un presunto desvío por 500 millones de pesos relativos a programas sociales federales que implementa la Secretaría de Desarrollo Social en Veracruz. “Se realizaron compras por 57 millones de pesos de “vasos de plástico duro color”; 10 millones de pesos en “gorras para brigadistas”; 13 millones de pesos en “porta-credenciales”; 96 millones de pesos en “tortilleros de color impreso” y 79 millones de pesos “en paliacates”, señala Encinas, que “no corresponden con los objetivos que establece el decreto del Sistema Nacional para la Cruzada contra el Hambre, que son: cero hambre a partir de una alimentación y nutrición adecuada de las personas en pobreza multidimensional”. La denuncia parece fundamentada y es probable que escale mediáticamente en tanto la resuelven las autoridades correspondientes.