“Luis Miguel González [El Economista] comenta que Toyota trajo alegría a México pero dejó tristeza en Canadá. Con la decisión de Toyota de trasladar la producción de autos Corolla desde Cambridge, Ontario, hasta Celaya en Guanajuato, el estado del centro occidente de México consigue una inversión de 1 mil millones de dólares que atraerá 2 mil empleos. La planta de Toyota en Guanajuato se suma a otras cuatro fábricas automotrices y a decenas de productoras de autopartes. Guanajuato ya produce más autos que Argentina. México vive con entusiasmo esta ola expansiva de la industria automotriz, pues ya en el 2014 rebasamos la cifra de 3 millones 219 mil vehículos producidos, lo que nos convierte en el séptimo productor mundial de automóviles y el cuarto exportador. Para el 2020 rebasaremos la cifra de 5 millones de autos producidos y estaremos en el top cinco de fabricantes de autos a nivel mundial. El entusiasmo por el boom automotriz es tan grande que no hay lugar para las preguntas incómodas: ¿cuánto se ofrece en subsidios para atraer una planta automotriz? Nadie lo dice”.