Es muy probable que el titular del Fideicomiso Público del 2 por ciento a la nómina haya incurrido en una ¿hipotética? culpa tipificada por la ley al asistir a un desayuno convocado por un partido político en horas laborables de día hábil, “No es actividad política, yo vine a un desayuno en donde se van a exponer unos temas turísticos, de un grupo que me honra invitarme, nada más. Por eso me estoy retirando porque tenemos que estar trabajando”, expresó en tono de disculpa. Habrá que esperar las consecuencias.