Se nos fue la AUDI, también la Toyota, empresas con inversión multimillonaria que de haberse quedado en Veracruz hubieran representado una extraordinaria generación de empleos permanentes y efectivos. Pero algo está fallando en la labor de gestoría y cabildeo en el gobierno del estado, ya ni llorar es bueno; sin embargo de lo perdido lo que aparezca, por eso alienta el anuncio que hace el consejero de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), Alejandro Gómez Barquín, acerca de la apertura de dos agencias automotrices en el estado de Veracruz para el presente año. Pero se requiere que el gobierno del estado garantice a los inversionistas una buena opción: “No hay nada confirmado todavía, ojalá y fuera, tiene que trabajar muy fuerte la Secretaría de Desarrollo Económico, también en Orizaba se tenía el plan, ahí es donde se tiene que trabajar mucho la Secretaría de Desarrollo Económico con las plantas armadoras… una mejor labor de las autoridades en materia económica, para que convenzan a inversionistas locales y extranjeros de abrir más negocios”. ¿Podrán?