material-radioactivo

El robo de material radiactivo en México es considerado un hecho de seguridad nacional por el riesgo que representa el transporte y manejo inadecuado de éste, pero aunque en los últimos dos años ha habido cinco robos a la fecha no hay ninguna persona consignada ni proceso abierto para investigar los casos.

La Comisión Nacional de Seguridad Nuclear y Salvaguardias, dependiente de la Secretaría de Energía, confirmó que desde 2013 ha habidocinco robos en los estados de Hidalgo, Guanajuato, Tabasco y el Estado de México –en Tultitlán y en Tlanepantla– y que en todos los casos se presentaron las denuncias correspondientes.

Sin embargo, la Procuraduría General de la República (PGR) respondió tras una solicitud de información que no cuenta con ninguna averiguación abierta para investigar el robo de material radiactivo y que ninguna persona ha sido consignada por este delito.

La PGR informó que ni en la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada, la Subprocuraduría de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo o en la Coordinación de Planeación, Desarrollo e Innovación Institucional existen registros sobre investigar robos de material radiactivo o procesos contra presuntos responsables.

Ello a pesar de que en 2013 la PGR informó que había iniciado una averiguación por “delitos contra el medio ambiente” tras el robo en Hidalgo de un camión con material radiactivo de uso médico.

En ese entonces, la PGR informó que en la investigación participaban “todas las instancias de seguridad” debido al riesgo que representaba el material y que se consideraba un “hecho de seguridad nacional”.

Apenas en abril pasado, la empresa Servicios Especiales de Inspección y Pruebas del Noreste, a la que robaron material radiactivo en febrero, denunció que no había avance en las investigaciones ni detenidos por el delito.

La Coordinación Nacional de Protección Civil de la Secretaría de Gobernación también informó que no cuenta con reportes de parte de ninguna autoridad respecto a las condiciones en las que se recuperó el material radiactivo reportado como robado.

El último caso registrado en el país ocurrió hace un mes cuando Protección Civil emitió el 15 de abril de 2015 una alerta en cinco estados por el robo de una fuente radiactiva en Cárdenas, Tabasco.

La alerta fue para los estados de Campeche, Chiapas, Oaxaca, Veracruz y la misma entidad en la que se reportó el delito.

En ese momento se advirtió que la fuente radiactiva era “muy peligrosa para las personas” y que “podría ser fatal hallarse cerca de esta cantidad de material radiactivo no blindado durante un periodo de horas a días”.

El robo ocurrido en Cárdenas, Tabasco, fue de Iridio-192 a la empresa Garantía Radiográfica e Ingeniería que reportó la sustracción de material usado para hacer radiografías industriales móviles.

Los otros cuatro robos registrados desde 2013 son:

  • Febrero de 2015. En Salamanca, Guanajuato robaron tres unidades con Iridio-192 que posteriormente fueron encontradas en Tizayuca, Hidalgo.
  • Julio de 2014. En Tlanepanta, Estado de México también se registró el robo de una fuente Iridio-192 con una camioneta con material utilizado para radiografía industrial.
  • Junio de 2014. Un equipo con fuente radiactiva con Americio-241/Berilio Cesio 137 fue robada de una bodega en el municipio de Tultitlán, Estado de México. Se encontró días después en Tultepec.
  • Diciembre de 2013. En Tepojaco, Hidalgo fue robada una fuente de Cobalto-60. El contenedor fue abandonado en el municipio de Hueypoxtla y en este caso una familia tuvo que ser atendida por haber estado expuesta al material.

VER ESTA INFORMACIÓN EN:

http://www.animalpolitico.com/2015/05/5-robos-de-material-radiactivo-en-dos-anos-pero-ningun-responsable/