No es errónea la afirmación de Ciro Murayama, Consejero Nacional del INE cuando sostiene que“El descontento social debería estar en donde la gente socialmente está peor y yo creo que así es, pero una cosa es el descontento social y otra la apatía […] hay disposición en Oaxaca, Chiapas, Guerrero más que en Polanco”; porque, si bien la participación ciudadana en materia electoral en México no es la más idónea y revela la indiferencia de los partidos políticos hacia esa su obligación de fomentar el arribo ciudadano a las urnas, también es verdad que la irritación social motiva a la población a protestar a través del voto.