IMG-20150414-WA002-c-440x330TOLUCA, Edomex. (proceso.com.mx).- Para evitar que atendieran una convocatoria realizada a través de las redes sociales para celebrar un paro en demanda de mejores condiciones laborales, la Dirección de Seguridad Ciudadana del Estado de México prefirió dejar a merced de la delincuencia las calles de la entidad y acuartelar a sus 18 mil policías durante 24 horas este primero de mayo.

Los uniformados, tanto en servicio como francos –en día de descanso–, fueron instruidos, a través de un oficio, suscrito por Rogelio Cortés Cruz, en su calidad de director general de Seguridad Pública y Tránsito:

“Por necesidades del servicio, el próximo 01 de mayo de 2015, SE ORDENA ACUARTELAMIENTO GENERAL DEL PERSONAL, con inicio a las 18:00 horas del día jueves 30 de abril de 2015 y término el día viernes 01 de mayo del mismo 2015, a las 18:00 horas”, dispone la instrucción dirigida a la directora de Policía y Tránsito y con copia a los coordinadores de Subdirecciones.

Policías inconformes que solicitaron el anonimato para evitar represalias, comentaron que sólo podrían abandonar el cuartel en caso de alguna emergencia, e indicaron que sus superiores les advirtieron que, en caso de participar en el paro, en automático serían dados de baja por desacato.

La medida se dispuso, a pesar de que la propia Comisión Estatal de Seguridad Ciudadana (CES) reveló que en el primer trimestre de 2015 se iniciaron 52 mil 475 carpetas de investigación en la Procuraduría General de Justicia de la entidad: 18 mil 690 por delitos de alto impacto como secuestro, extorsión, robo con violencia y homicidio.

El acuartelamiento además puso en riesgo a los civiles participantes en las movilizaciones realizadas en territorio mexiquense con motivo del Día del Trabajo, como la del magisterio, al no ser resguardados de los automovilistas durante su trayecto.

La decisión, no obstante, tuvo su origen en el hecho de que, durante los días anteriores, a través de redes sociales como Twitter, se realizaron convocatorias a los policías del Estado de México para participar en un paro de labores el primero de mayo, durante la conmemoración del Día del Trabajo, para exigir mejores condiciones laborales. El llamado, planteado desde cuentas como @AnonymousMex_ o @DoramaAMADOR, establecía como hora de concentración las 10:00 de la mañana, en la Plaza de los Mártires, en el centro de Toluca.

También especificaba un pliego petitorio consistente en la exigencia de aumento por el orden de 30 por ciento a los salarios, jornadas laborales de 8 horas por 24 de descanso (un trabajador normal labora turnos de 8 horas y descansa 16), asistencia jurídica gratuita, mejor armamento y equipo.

Para garantizarlo en esos términos, los inconformes solicitan reformar el artículo 123, apartado B, fracción XIII, de la Constitución. De no ser atendidos, advertían: “Imagina un proceso electoral sin policías”.

Damián Canales, comisionado estatal de Seguridad Ciudadana, justificó que detrás de la convocatoria se encuentran intereses políticos.

“Tenemos información de que esto tiene un sesgo político, pero parece que no ha tomado la fuerza que esperaban”, afirmó.

El funcionario estatal también había ofrecido no llamar la atención de los elementos ni amenazarlos para evitar que participaran en la movilización.

“No hay necesidad de hacerlo, tenemos una policía responsable y comprometida. Apelo a la madurez y responsabilidad de los integrantes de los cuerpos de seguridad”, dijo.
De igual manera, reconoció como complicado ubicar a los autores del llamado, pues emplearon apelativos falsos.

No obstante, los policías inconformes, que planteaban reunir este primero de mayo al menos dos mil elementos, advierten que la manifestación será reprogramada.

ver esta información en:

http://www.proceso.com.mx/?p=403032